MM El Horreo Nav Est top
...con estilo

Accesorios con Sentido: La Corona

Cuando hablamos de los elementos de decoración navideños, en muy común ver las coronas, tanto como un adorno para las puertas, como un adorno para encima de las mesas. Lo que muchos desconocen es el trasfondo histórico de la corona como adorno y cómo fue adoptado por los cristianos.

Aunque desconozcan su sentido, son muchos los que utilizan coronas con velas para decorar en Navidad Suministrada.

La primera idea de confección de coronas se dio en la Antigua Grecia donde se hacían guirnaldas en homenaje a sus dioses y hasta para rendir honores a ciudadanos distinguidos, particularmente atletas, para lo cual lo común era usar hojas de Laurel.  También los romanos utilizaban coronas en celebraciones, especialmente de índole religioso.  Se sabe que uno de los acontecimientos más celebrados era el festival de la cosecha o Saturnalia.  Éste ocurría durante el solsticio de invierno y se le rendía honores al dios Saturno, dios de la siembra. En este caso, las coronas eran confeccionadas con acebo. De otra parte, un grupo de hechiceros que habitaba los bosques del norte europeo, conocidos como los “druidas” también utilizaron el acebo, junto con el muérdago, bajo la creencia de que tenían virtudes curativas. Además, para las fiestas del solsticio de invierno, hacían rituales semejantes a los romanos, pero con ramas de pino, y adornaban sus casas con coronas de flores para protegerse de los “males”.  Sin duda, una de las razones para que se les diera forma redondeada desde un principio, es el hecho de que el círculo fue la primera figura que utilizó la humanidad, tanto en la astronomía como en la geometría. Sin embargo, para los paganos de entonces, la corona circular también era un simbolismo que recordaba la continuidad entre estaciones y el ciclo de la vida. Con el tiempo a la corona se le añadieron velas que aludían a la luz del sol y que a su vez servían para pedir a ‘ese dios’ que no les faltara su luz y su calor durante el invierno.

Una corona que muestra los simbolismos de adviento en la tradición cristiana. Suministrada.

Con la llegada del cristianismo a los países europeos, la tradición es respetada y asumida, pero con unos simbolismos diferentes, donde las velas representan la luz que trajo Jesús al mundo y su forma circular el perdón eterno que nos ofrece Dios. Los cristianos añadieron cintas rojas como símbolo de la sangre de Cristo y de su corona de espinas.

Pero, es a un pastor-misionero protestante de origen alemán, Johann Hinrich Wichem, a quien se le adjudica que en 1839 creara un anillo de madera al cual añadió adornos y velas para contar los días que faltaban para Navidad.  De esta forma pudo tranquilizar a unos niños sobre ese detalle y como faltaban 19 días, puso 19 pequeñas velas rojas y cuatro velones blancos que simbolizaban las semanas de Adviento.

Hoy vemos como muchos cristianos siguen la tradición y cuando comienza el periodo de Adviento, el de espera por “el que viene”, Jesucristo, exponen en sus iglesias coronas con cuatro velones, usualmente de color rojo o morado, y cada semana se prende uno de ellos hasta que finalmente llega Navidad.  A esta corona se le llama Corona de Adviento.

En muchos países de raíces cristianas, las familias acostumbran confeccionar sus propias coronas y siguen el mismo ritual de las iglesias como símbolo de unión y del amor eterno de Dios.

Así que, si decides poner una corona como parte de la decoración y quieres, de igual forma, que sea un símbolo de tradición cristiana, debes incorporar las velas, con los colores correctos y prenderlas de semana en semana, hasta que llegue Navidad.


Comments are closed.

Back to Top ↑
Lan Estil Bottom