...saludables

La Acupuntura y Sus Bondades

Por: Sylvia A. Agostini
editorial@placerespr.com
 

La milenaria práctica terapéutica de la acupuntura se originó en China y llega más temprano a Latinoamérica, a través de los europeos, para luego ser aceptada en los Estados Unidos en los años ’70, luego de la visita del Presidente Nixon a China.

En la década de los ’50 los chinos hicieron una compilación de su medicina tradicional y hoy día, tanto la Organización Mundial de la Salud, como la UNESCO, han dado su respaldo a esta técnica y la reconocen: “…Como un medio eficaz para tratar varias decenas de enfermedades y trastornos”.

Las agujas a penas se sienten y es mucho el alivio que producen. CCO Creative Commons.

Según la filosofía oriental, el ser humano es un todo. Por ello, los componentes en su organismo están todos interrelacionados. Ese ser integral que es la persona, es el eje de cualquier tratamiento de salud y ello comprende la salud física, mental y espiritual.  La acupuntura, como parte de la medicina tradicional, se enfoca en descubrir el origen de la situación de salud y mediante un proceso analítico y personalizado se determina cuáles son las áreas del organismo que manifiestan necesidad de restauración de energía, equilibrio y/o de prevención.

La práctica de la acupuntura es una pieza dentro del componente disciplinario a utilizar en el que pueden intervenir otras disciplinas como la fisioterapia y la psicología.  Desde el punto de vista occidental, la fisiología de este tratamiento es aun algo difícil de entender.  A partir de un simple dolor muchos pacientes con la acupuntura pueden descubrir cómo y cuánto influyen los aspectos emocionales en su salud.  El estado de ánimo puede dejar huellas en su parte física y es el acupuntor o acupunturista quien le acompañará en el proceso de tratamiento de su “todo”.

En la terapia de acupuntura se utilizan pequeñas agujas, algunas extremadamente finas, que se insertan a lo largo de los meridianos y/o las orejas.  Estas agujas son de acero inoxidable, flexibles, su punta no es cortante; son desechables y están esterilizadas.  Los puntos de inserción sirven como canales de energía para aliviar la tensión, desbloquear la energía y estimular el cuerpo.  Este tratamiento se usa, además, para calmar dolores intensos, y regular las funciones del organismo.  Por otro lado, actúa sobre la circulación y el sistema nervioso.  Se afirma que este tratamiento ha demostrado ser efectivo en personas con dolores músculo esqueléticos y con alteraciones en el sistema inmunitario y que a través de la manipulación de la aguja se logra la efectividad de la terapia.  Varias ondas se combinan para generar lo que los chinos llaman el “Qi” (se pronuncia Chi) o la energía vital.  Esta energía recubre el cuerpo a través de unos puntos o meridianos y son 361 puntos, en doce meridianos del cuerpo, en los que el acupunturista puede actuar. De hecho, la Organización Mundial de la Salud estandarizó los puntos donde se insertan las agujas.

Los chinos consideran que las enfermedades son un desequilibrio del “Qi” y que la acupuntura trae el equilibrio desbloqueando las obstrucciones.  La inserción de las agujas es usualmente indolora y pueden ayudar al paciente a manejar sus dolores crónicos, su ansiedad, su estrés, su apetito; controlar la presión sanguínea y regular la velocidad del metabolismo.  Además, mejora síntomas de la artritis, la migraña, el asma, el síndrome de túnel carpiano, la diabetes, molestias menstruales y adicciones, entre otros.

Además, en algunas partes del mundo, la acupuntura se utiliza con propósitos estéticos, incluyendo condiciones de la piel.  Se dice que puede sustituir y prevenir la cirugía estética o para reafirmar la piel y eliminar las arrugas sin necesidad de productos químicos. De hecho, las pequeñas incisiones de las finas agujas estimulan y permiten la producción de elastina y colágeno que fluyen a través de la piel, logrando que ésta luzca brillante, lozana y con mayor textura.  Por otro lado, los chinos cuentan con tratamientos para la piel como el “Gua-Sha” que estira y reafirma la misma.

Los investigadores coinciden en que la profesión de acupuntor es exigente y requiere gran sensibilidad, excelente precisión, buen pulso, coordinación entre las manos y los ojos, habilidades de comunicación y buena disposición para trabajar con público.    Algunos acupunturistas incluyen, como parte de su tratamiento: vitaminas, medicina herbal china y terapia corporal asiática, entre otros.  En los Estados Unidos existen unos requisitos específicos para la práctica de acupuntura que varían de acuerdo a cada Estado.  Por lo general se requiere: un pre-grado universitario, cursos avanzados de acupuntura y una certificación. En Puerto Rico existe la Asociación de Acupuntura Médica, cuyo sitio de Internet es: www.acupuntura.org.  Los acupunturistas de Puerto Rico renuevan su licencia cada tres años.  Varios planes médicos privados incluyen esta terapia.

Infórmate y descubre las virtudes de esta práctica milenaria antes de considerarla. Si te decides, escoge el mejor lugar de acuerdo a sus credenciales y testimonios de resultados por parte de pacientes.


Comments are closed.

Back to Top ↑