...humanitarios

Amistad con caridad, amor y perdón

Por: Myra Sánchez
editorial@placerespr.com
 

Como diría el escritor estadounidense, Elbert Hubbard, Un amigo es uno que lo sabe todo de ti y a pesar de ello te quiere”. Y, es que para ser amigo o tener amigos, se requiere tener un sinnúmero de valores morales como son el respeto, la lealtad, la generosidad, la tolerancia, responsabilidad y agradecimiento; e ingredientes valiosísimos, como la confianza y la admiración.

Por definición, la amistad es el afecto personal, puro y desinteresado compartido con otra persona. En la práctica, se trata de un regalo valioso que hay que atesorar y cultivar.

Amistad - Pixabay girls-846993_1280

“Un amigo es alguien que lo sabe todo de ti y a pesar de ello te quiere” (E Hubbard). Suministrada.

Luego de las descripciones anteriores, es mas fácil entender por qué cuesta tener buenos y verdaderos amigos y por qué, a nosotros también nos puede costar serlo. Mejor aún, vale la pena repasar las cualidades antes descritas para aprender a diferenciar los buenos conocidos, de los amigos; y, para recordar, que esos valores no deben traicionarse, porque con ello, traicionamos al amigo, a riesgo de perder a alguien, a veces más valioso que el propio hermano co-sanguíneo.

Es importante que tomemos en consideración lo sencillo que puede ser confundir un buen amigo con un agradable conocido y, por la necesidad de afecto de alguna de las partes, crear expectativas infundadas que pueden conducir a decepciones.  Y es que cuando faltan varias de las cualidades antes descritas, realmente no ha existido un buen amigo, sino alguien que disfrutó sólo de alguna de éstas que puedes poseer tú u el otro, y que valoraron en algún momento o vice-versa.

Para que exista una buena amistad, tiene que existir una relación donde los involucrados dediquen tiempo para compartir, para conocerse, para crear situaciones que les unan, para apoyarse y desarrollar la confianza que nunca puede perderse, porque entonces se pierde al amigo. Los amigos tienen vivencias, historias, secretos… los amigos se valoran.

Sin embargo, entre los amigos no todo puede ser perfecto, por eso tiene que haber tolerancia y capacidad de perdonar ofensas. Entre amigos no puede haber envidia, ni egoísmos, al contrario, debe existir el deseo de compartir y de animar al otro para que progrese, así como de alegrarse cuando el otro logre sus sueños. Entre amigos tiene que existir lealtad y fidelidad.

Actitudes de los Buenos Amigos:

  • Se mantienen presente en tu vida (aún en la distancia). Si tienes que estar detrás de alguien para saber de él y nunca te contacta, esta no es una relación de amistad, a menos que hayan razones mayores para que esto ocurra.
  • Te animan para aceptar tus cualidades y tus defectos.
  • Se alegran de tus triunfos
  • Te corrigen si entienden que estás equivocado y te ayudan a ser humilde
  • Saben escuchar
  • Saben perdonar
  • “Protegen” tus espaldas y no hablan mal de ti.
  • Se atreven a decirte o contarte lo que no quieres escuchar.
  • No son celosos ni posesivos
  • Te ayudan a ser mejor persona
  • Te transmiten paz, aun sin hablar, riendo o llorando por las ‘cosas’ que te pasan
  • Ofrecen apoyo ante la adversidad
  • Creen que la amistad es una prioridad

Como mencionamos, la amistad requiere la práctica de un sinnúmero de valores morales que se reflejan en actitudes y hábitos. Confiamos que este reportaje te sirva para recordarlos, no solo para que te atrevas a identificarlos en los demás, sino en ti mismo. Recuerda que para otros tu puedes ser el amigo que haga la diferencia entre sentirse feliz o triste, atendido o abandonado, respetado o humillado.

Al final asegúrate de que el primero de los amigos en quien deposites tu confianza, seas tú mismo, algo para lo cual se requiere humildad y honestidad y que se trata de quererte y valorarte. Porque en esto de ser amigo hay mucho de humanidad, de perdón, caridad y amor.


Comments are closed.

Back to Top ↑