STBS NAV HUM TOP
...humanitarios

Aprendiendo a Valorar la Vida

Por: Ivelisse Agostini
iagostini@placerespr.com

Nos faltan palabras y espacio para describir en detalle el excelente “menú” que presentó el Ministerio Valora Tu Vida en su Quinto Congreso, celebrado recientemente. Tal vez y por lo bien que se nos da el término, se me ocurre que fue un “delicioso banquete para el alma” para todos los que tuvimos el privilegio de participar.

Este fue el Quinto Congreso de este Ministerio y fue celebrado en el Teatro Braulio Castillo de Bayamón. Foto: placerespr.com

Para quienes no conozcan “Valora Tu Vida”, les decimos que en nuestra humilde opinión son cristianos que practican su Fe de la mejor forma que es posible, con obras y llevando palabras de salvación. Descrito formalmente, se trata de una entidad sin fines de lucro que lleva mensajes de edificación familiar, de ayuda espiritual y personal, aparte de otras actividades de índole social. Con una visión Cristo céntrica (no religiosa), se unen desde la perspectiva de un espíritu de misericordia y perdón, teniendo como esencia el amor y la compasión. A través de reuniones mensuales, charlas, conferencias, visitas a necesitados y consejería de primer orden, el Ministerio promueve la exaltación del amor por/con nuestros semejantes y que vivamos una vida balanceada y plena, una vida con valor.

En torno al concurrido Congreso,  reconocemos que nuevamente el evento reunió un grupo de figuras que se distinguen por llevar “la buena noticia”, que no proviene solo de su Fe y de su conocimiento de la Palabra, sino, como en el caso de Lis Milland, desde su capacidad y experiencia como doctora en consejería, autora de excelentes libros, que además da testimonio de sanación ante una enfermedad catastrófica. El Pastor Magdiel Narváez, es un ser elocuente, con un conocimiento profundo sobre los temas que aborda, quien luego de lograr una extraordinaria trayectoria profesional como abogado, renunció a ello para dedicar su tiempo a transmitir el conocimiento teológico que domina. Por otro lado, Moraima Oyola, es un ser carismático que luego de haber experimentado las crueldades del maltrato, dedica su vida a trabajar proyectos destinados a ayudar a los marginados y a servir como motivadora. Imposible no mencionar la jovialidad de Amaury Oyola como maestro de ceremonias, ni los intermedios musicales llenos de alabanza por parte de Doreen Zayas y de Juan Carlos Rosa .

Dra. Lis Milland

Comenzar con la simpática y sabia Lis Milland, fue extraordinariamente agradable. El Salmo 39.4 sentó las bases para abundar sobre el valor de la vida: “Señor, haz que conozca mi fin y cuál es el largo de mis días, para que sepa lo frágil que soy.” 

Dra. Lis Milland. Foto: placerespr.com

Con la alegría y seguridad que de ella emanan, la Dra. Milland hizo un recorrido por muchas de sus vivencias, a través de lo cual nos llevó de la mano para hacernos entender que detrás de cada situación o experiencia de vida, existe una razón y un propósito de Dios. “Estás donde tienes que estar porque Él quiere enseñarte algo”, dijo. Uno de los ejemplos ofrecidos fue su experiencia con pacientes terminales cuando apenas tenía 23 años de edad. Sobre ello destacó cómo estos pacientes ven su vida entera en retrospectiva y que aquellos que habían amado, perdonado y vivido a plenitud eran los que no tenían temor a morir. Mientras, los que tenían historias inconclusas o estaban apegados a los afanes de la vida, presentaban un cuadro complicado.

Experta en el tema del perdón, Lis mencionó que muchos pacientes que recibe han sido marcados por figuras significativas en sus vidas cuyas acciones han deformado su visión sobre el diseño que Dios tiene para ellos. Viven sufriendo y amargados por situaciones que en la mayoría de las ocasiones no han sido realizadas intencionalmente. Desde esa realidad nos pidió que “le recordemos al alma quiénes somos en Dios” y que entendamos que por encima de todo están Dios y sus promesas, a las cuales debemos agarrarnos. No hacerlo nos expone a pasar la vida buscando aprobación de otros, con el riesgo de exponernos a mucho dolor y a grandes equivocaciones. Nos recordó que es ciencia probada que la actitud de cada persona, su pensamiento y su palabra son determinantes en lo que sucede en su vida… tan real que un 75% de las depresiones se sabe que son provocadas por las mismas personas que las padecen. Sobre ello dijo que cada uno de nosotros debe decidir no boicotear su oportunidad de ser feliz y que en los momentos de dificultad hay que afirmar que en Dios siempre puede haber un nuevo comienzo, aunque haya algunas cosas que nos toque vivir. Sobre ello dio testimonio cuando narró que, tanto ella como su esposo, fueron diagnosticados con cáncer y cómo presentaron una batalla de Fe con la cual consiguieron verse libres de la enfermedad.

Al final, luego de una extraordinaria charla, Lis nos recordó las palabras de Jesús cuando dijo “Cosas mas grandes que las que hice podrán hacer ustedes en mi nombre”.

Pastor Magdiel Narváez

El Pastor nos sintonizó con el profeta Ezequiel 1, 2-3: “El año treinta, el día quinto del cuarto mes, encontrándome entre los desterrados, a orillas del río Quebar, se abrió el cielo y contemplé visiones divinas. 2.El día quinto del mes, el año quinto de la deportación del rey Joaquín.”

Dr. Magdiel Narváez. Foto: placerespr.com

Su propósito fue hacernos entender cómo obra “la mano de Dios” en nuestras vidas y habla de un tiempo exacto para que esto ocurra. Su narrativa nos muestra como habiendo sido preparado para ser sacerdote, con todos los requisitos que eran necesarios, incluyendo ser hijo de sacerdote y haber cumplido la edad para ello, todo se vino abajo cuando su pueblo es invadido y llevado al cautiverio, su templo destruido, impidiendo que él haga lo que creía era su propósito. Sin embargo, el cambio llega a través de la palabra de Dios en la que le dice a Ezequiel, “serás profeta”, de tal forma, que esto es lo que sucede y se convierte en el guía de su pueblo y hábil para ayudarlos en las circunstancias que le tocaba bajo el plan de Dios.  Porque bajo el cautiverio, a los israelitas no les hacía falta un sacerdote, sino un profeta.

A partir de esa narración, el Pastor Narváez dio testimonio de cómo sucedió algo semejante en su vida y nos invitó a reflexionar sobre puntos tan importantes como que:

-Podemos ser sorprendidos con situaciones que cambian nuestra vida que creemos no poder manejar, pero luego llega la mano de Dios.

-Dios altera planes humanos para establecer planes divinos con nosotros.

-Podemos pasarnos la vida molestos por los cambios que nos pasan o por los que nos amenazan, cuando lo que debemos es apreciar lo que nos está pasando como “lo que nos toca vivir”, hasta que en el camino vuelvan a cambiar las cosas por voluntad de Dios y “la vida vuelve a comenzar a partir de entonces”. Podemos alabar o gritar a Dios, de hecho hasta llorar, siempre y cuando sea para estrechar nuestra relación con Él.

-Una crisis puede ser el momento ideal para acercarnos a Él y ayudarnos a ver el escenario al cual debemos adaptarnos para vivir lo que nos toca.

-Dios siempre da algo a cambio y ante los cambios nuestra relación puede hacerse más personal con Él.

-Aprende a apreciar lo que te ha tocado vivir porque Dios trabaja con la realidad, no con fantasías

-Dile a Dios cómo te sientes, pero permítele obrar en el momento de Él, porque su momento no es el tuyo.

-El hoy de Dios es tu pasado, presente y futuro.

-Sufrimos si no aprendemos a apreciar la vida desde la mentalidad de Dios.

-A veces solo en el cautiverio es que aprendes quién es Dios.

-Estás donde Él quiere que estés y para lo que eres necesario.

-Ora para que se abran los cielos y veas la mano de Dios como la vio Ezequiel.

Moraima Oyola

En esta oportunidad, Moraima Oyola invitó a los asistentes a recordar lo importante que es tener Fe para vencer a nuestros enemigos “porque Dios es bueno y para siempre su misericordia”. Además, recordó que debemos “resistir al enemigo y éste huirá de ustedes”.

Moraima Oyola. Foto: placerespr.com

“Los hijos de Dios estamos en vitrina…”, expresó y habló de lo importante que es escoger con quien caminar porque estamos rodeados de tentaciones y enemigos a los que tenemos que resistirnos y prepararnos para vencer.

Para recrear este hecho, recordó el pasaje bíblico que habla sobre Eliseo y la flecha y nos invitó a que “lancemos nuestra flecha contra todas las manifestaciones de pecado y dolor para lograr los cambios que sean necesarios”. “Hay momentos en que tenemos que pasar el dolor sin anestesia, pero algo bueno viene posterior al dolor porque el dolor te califica para el milagro… Abre la ventana y dispara tu flecha al oriente”. Entonces tenemos que esperar a ver lo que Dios hará con nosotros.  Porque la realidad del dolor, la enfermedad y otras penas existen, pero por encima de la realidad, está la verdad de Dios.

Felicitamos al extraordinario grupo de personas que conforman el Ministerio Valora Tu Vida por un evento maravilloso, lleno de amor y Fe, partiendo de las realidades que nos toca vivir, para transformarlas en valor y esperanza.


Comments are closed.

Back to Top ↑