Mitsu Outlander Sport Est top
...con estilo

Como Aliviar la Tensión

Por: Myra Sánchez

Solo hay que tener acceso a cualquier medio de comunicación, particularmente los que se mueven a través de la Internet, para confirmar que la tensión que cada uno de nosotros siente, parece estar generalizada. Aunque no estoy cerca de la zona donde se han concentrado los “epicentros” (sur-oeste de Puerto Rico), conozco el sentir de los que allí están presos del pánico y de una gran incertidumbre en torno a lo que les depara el futuro. No se trata solo de su seguridad y de si habrá o no un temblor más fuerte; se trata de que les preocupa que pasará con lo que ha sido su hogar, su modo de vivir y ganarse la vida, su gente y mucho más.

Y, es que, por muy capaces que seamos los puertorriqueños para enfrentar la adversidad, no conocíamos lo que era estar sometidos a contantes sismos, ni grandes ni pequeños.  Ante esas circunstancias el pueblo se ha volcado a proveer ayuda material, pero también emocional y espiritual a los vecinos del Sur. Sin embargo, el minuto a minuto, la hora, el día y la semana requiere de herramientas para podernos ayudar individualmente a lograr sentirnos tranquilos en medio de las circunstancias. Tenemos que aprender como aliviar la tensión.

Pixabay. Fear

Los niños son particularmente vulnerables a nuestros excesos de tensión. Hay que cuidarlos, distraerlos y no excederse en la información que les ofrezcamos. Suministrada.

A esos efectos, nos dimos a la tarea de poner nuestro granito de arena proveyendo una lista de elementos que pueden hacernos sentir mejor y mejorar nuestro estado de ánimo.

  • Dependiendo de tus creencias, la principal herramienta se refiere a que hagas sintonía espiritual y mental. Para ello, escoge momentos durante cada día y un espacio tranquilo, en silencio y háblale con tu mente a Dios Padre y cuéntale tus preocupaciones y tus anhelos. Dale gracias por cualquiera que sea una razón de bienestar dentro de tus circunstancias y pídele lo que entiendas necesitas para ti y tu entorno. Recuerda pedirle luz para saber tomar las decisiones correctas. No te limites en pedir, ni en dar gracias, ni en reconocerle su poder mediante alabanzas. Reconcíliate.
  • Vive un día a la vez, cada 24 horas. No reniegues del presente y dedícate a hacer lo mejor que puedas con tu tiempo y tus circunstancias. Ámate y ama a los demás.
  • No permitas que personas negativas influyan en tu mente y te quiten la paz. No les rechaces, pero es aconsejable que mantengas distancias. Deja a los profesionales y a los consejeros capaces que se encarguen de ellos.
  • La poderosa mente tiende a recordar eventos pasados que te ocasionan miedo y a transportarlos al futuro con el mismo efecto. Cada vez que descubras un pensamiento negativo o de miedo, recházalo y sustitúyelo por uno positivo y de esperanza. Lo pasado no tiene que repetirse y lo que imaginas no ha sucedido. Respira profundo y haz el ejercicio mental cada vez que esto suceda. Crearlo un hábito cambiará tu vida.
  • Si no estás en tu casa, hazte de libros o lecturas positivas que te llenen de esperanza. Los tradicionales juegos de palabra, los juegos de mesa y semejantes son excelentes pasatiempos.
  • Si tienes niños,  no te excedas en la informacion que les proveas para evitar crearles ansiedad innecesaria. Es buen momento para recrear los juegos de antaño, al aire libre y con el solo propósito de distraerse, no de ganar ni competir.
  • Desconéctate de las fuentes de información constante. Si prudente y necesario, hazlo solamente una vez a mitad o al final del día.
  • La música es un gran instrumento para impactar el estado de ánimo. Escucha temas que te levanten el ánimo o te calmen, según sea la necesidad del momento. Lo ideal es que te mantengas tranquilo, sin demasiado alboroto. Hay momento para todo.
  • Hazte de recetas de bebidas caseras que te calmen y relajen.
  • Si estás en casa, limpia, ordena y busca el rincón donde mejor ambiente encuentres para relajarte. Si no lo encuentras, créalo en un espacio donde haya confort, áreas libres de excesos y detalles que te provean paz y buenas memorias.  Se recomienda ambientar con música relajante, sonidos y olores.
  • Ponte al día en tus cosas: Ordena documentos personales, tus medicamentos; tu ropa y todo lo que te preocupe en caso de una emergencia. Increíblemente el sub-consiente se mantiene alerta con estos detalles y cuando te ocupas de ello, te liberas de cargas.
  • Es un excelente momento para deshacerte de lo que sobre y darle importancia a lo que verdaderamente lo tiene.
  • Identifica y comparte con personas que te ofrezcan paz.
  • Date algún gustito razonable, pero no incurras en excesos, ni de comida, ni de bebida, ni de ejercicios, ni de trabajo. En nada que promueva que te muevas a extremos en tu estado de ánimo, o sea, ni excitación ni depresión.
  • Acércate a lugares donde la naturaleza te regale paz, donde recibas la luz y la energía del sol o donde se escuche el sonido del mar, el del canto de los pájaros o el del coquí en las noches.

Todo lo anterior tienes que haberlo escuchado antes, puedes estar ya practicándolo o no, pero de todas formas, repasarlo vale la pena para poder mantener la paz y la razón en momentos de tensión. Si con éstas y otras herramientas que conozcas no consigues sentirte mejor, corresponde que busques ayuda de un profesional a la mas pronta brevedad.


Comments are closed.

Back to Top ↑
Segura Viudas EST BOT