Mitsu Eclipse Top Ban
...financieros

Compra Inteligente de Comestibles y Provisiones

Por: Myra Torres
editorial@placerespr.com
 

Hacer una compra inteligente de comestibles y provisiones se convierte en algo obligado en tiempos en que todo parece costar más, pero con el mismo o menor presupuesto. Y es que, el que más o el que menos ya debe estar aprendiendo que son pocos los alimentos que deban almacenarse si no se van a consumir en un lapso de tiempo breve.

goya productos 2

Compra calidad en especial o en cantidad.

A continuación te ofrecemos una guía de las consideraciones y acciones a tomar para lograr mejor rendimiento de tu dinero y un mejor abastecimiento en la despensa. Los artículos considerados no pretenden ser una recomendación, solo se mencionan por el conocimiento de su consumo frecuente en Puerto Rico:

  • Prepara una lista de productos que siempre necesitas tener o de uso frecuente, cuya vida útil sea más prolongada, por ejemplo: aceites, vinagre, salsas, condimentos, azúcar/endulzador artificial, sal, café, especies, arroz, granos, jugos enlatados, jabones, detergentes, papel sanitario, toallas desechables, pañales de bebé, servilletas, utensilios desechables, pasta dental, enjuagador bucal, desodorante, champú, algunos productos enlatados/congelados, licor, refrescos, gaseosas y algunos “snacks” como rosetas de maíz. La mayoría de estos productos salen en oferta especial, una vez en tiempo o los venden en grandes cantidades, por lo cual puedes aprovechar comprarlos con descuento, solo si tienes presupuesto y dispones de espacio para conservarlos.

Además:

  • Productos con menos vida útil como: harinas, pastas, pan, cereales, frutas y jugos frescos, vegetales frescos, granos frescos, verduras, viandas, postres, lácteos (mantequilla, queso, leche fresca), huevos, leche de caja, jugos, cortes fríos, carnes y entremeses o productos elaborados con ingredientes mencionados en esta lista, deben ser comprados de la mejor calidad, al menor precio posible y por cantidades limitadas a consumo inmediato.
  • Revisa constantemente los especiales, aunque no estén publicados en la fecha en que comprarás. Esto te mantiene informado sobre el movimiento de precios y los lugares donde se consiguen los mejores.
  • Verifica el costo por unidad o calcúlalo, no siempre algo que está en descuento representa economía. Tampoco algo en tamaño familiar necesariamente es más barato.
  • Asegúrate de estar comprando una cantidad o el tamaño que habrás de consumir antes de que pierda frescura y mira bien la fecha de vencimiento.
  • Asegúrate de que estás comprando una cantidad que puedes desembolsar al momento, sin que se afecte tu presupuesto (no queremos que tengas la despensa llena y vacío el bolsillo).
  • Considera productos enlatados de calidad, particularmente los hechos en Puerto Rico.
  • En el caso de que compres productos de nevera en una cantidad que no puedas consumir inmediatamente, es aconsejable tener una máquina de sellado al vacío, pues es uno de los métodos que mejor conserva alimentos en congelador, tanto cocidos como sin cocinar.
  • Revisa tu despensa y nevera y haz una lista de lo que realmente necesitas y NO compres nada diferente.
  • Sal a comprar con tu estómago lleno pues está comprobado que evita compras en exceso y no lleves a los “peques” contigo a comprar… a menos, que estén educados a no pedir.
  • Si dispones de poco presupuesto, compra lo indispensable en cantidad y consumo rápido.
  • Identifica aquellos establecimientos que aceptan cupones u honran los precios de competidores y los requisitos para ello.
  • Identifica lugares de compra con programas de recompensa, pero en cualquier caso, toma en consideración los consejos anteriores.
  • Cada vez que compres, si hay algún producto que se repita, asegúrate de poner mas accesible el que mas tiempo lleva almacenado.
  • Cocina lo que vayas a consumir inmediatamente o para llevar al siguiente día, como merienda o almuerzo. Nunca cocines de más, el desperdicio de comida es de las cosas más tristes que puede suceder. Si por un mal cálculo, cocinas de más, llévale a tu vecino o sal de tu casa y comparte con alguna persona necesitada. Un plato de comida siempre es mejor que dinero para otros usos…

Por último, cuando hagas un hábito de seguir las recomendaciones que te hemos dado, identifica el lugar dónde los productos y marcas que consumes están mas económicos y conviértelo en el sitio donde hacer tus compras. La idea de ir a varios lugares no necesariamente economiza y el concepto de grandes almacenes, para quienes no tienen familia grande, siempre tienta a que compres artículos que no necesitas al momento. Tenemos que aprender de la experiencia de “María”…


Comments are closed.

Back to Top ↑