vsuarez la plana EST TOP
...con estilo

Depresión de temporada

Por Mónica Cruz
mcruz@placerespr.com

La palabra Navidad siempre se asocia con alegría, fiesta y otras cosas agradables. Sin embargo, para algunas personas esta temporada significa todo lo contrario. La realidad es que en algunas personas la temporada produce lo que se conoce como holiday blues o depresión navideña.

Dolores de cabeza, insomnio, tristeza, desasosiego, ansiedad y hasta problemas intestinales son sólo algunos de los síntomas que pueden afectar la vida de algunos tan pronto comienzan las fiestas.

Por esta razón, quisimos compartir algunas herramientas que puedan ayudarte a ti o a alguien que conozcas que sufre de los blues de la temporada, a navegar las fiestas de la manera más serena posible.

depresión

Hay que hacer el esfuerzo y utilizar estas herramientas. Suministrada.

Las mismas están basadas en 10 consejos que publicó Mark Sichel, psicoterapeuta, autor, profesor y creador de la página psybersquare.com, en la página de “Psychology Today”.

Sé razonable con tu agenda. No te compliques tratando de asistir a cuanta fiesta, jolgorio, obra o presentación navideña te inviten. El exceso de actividades y amanecidas te pueden llevar a un estado de agotamiento físico y mental que produce malhumor, irritabilidad y depresión.

Establece prioridades. Organiza tu tiempo para cumplir con esas prioridades y no te dejes convencer solo por cumplir con los demás.

Maneja tus sentimientos. No importa cuántos planes hagas o cuán mágica deseas que sea la temporada, la Navidad no se lleva los sentimientos de soledad, tristeza, frustración, coraje o miedo automáticamente. Si tienes esos sentimientos tienes que manejarlos.

Ten cuidado con los resentimientos de fiestas pasadas. Declara una tregua con cualquier familiar que tengas riñas. Tratar de aclarar cuentas durante una fiesta familiar no es una buena idea, no lo hagas y no permitas que ningún familiar lo haga contigo. Busca ayuda profesional para manejar esas diferencias en otro momento, pero no dejes de hacerlo.

Deja atrás el pasado. No esperes que la Navidad sea como cuando eras pequeño. NUNCA lo va a ser porque ni tú, ni tus familiares son las mismas personas de hace 20 años. Así que como dice la canción, Let it Go y abre tu corazón a nuevas experiencias y tradiciones.

Enfócate en otros. Si tener que pasar mucho tiempo sola o solo es lo que detona tu tristeza y desasosiego, busca ser voluntario en algún lugar donde sirvan comida a personas deambulantes, organiza una visita a hospitales u hogares de niños o ancianos. En fin, enfoca tu tiempo y energías en otro. Es muy difícil sentirse deprimido cuando se sirve a los demás.

Planifica actividades de bajo costo. Los problemas económicos producen mucha ansiedad. Pero, la temporada puede disfrutarse si se planifican eventos que no cuestan nada o muy poco. Salir a mirar las decoraciones de las casas, las plazas de los pueblos, etc. mientras escuchas música de la temporada o darse un paseo por los campos de nuestra isla son solo algunas opciones.

Bebe con moderación. Para muchos no puede haber fiesta sin alcohol, pero embriagarse y la resaca que produce, exacerban la ansiedad y la depresión, porque el alcohol es un depresor. De hecho, en su libro sobre depresión, la doctora Sherry Rogers señala que personas en depresión no deben consumir alcohol.

Coge un break. Separa tiempo para hacer cosas que disfrutas, te relajan y que necesitas para mantener tu bienestar físico y mental. Participa en actividades que te permitan calmarte y poner en perspectiva las cosas que realmente importan.

Y lo más importante, si te sientes triste recuerda que siempre tienes la opción de hacer algo para cambiarlo. Tú tienes el control y el poder de hacer algo. Lo mejor es prevenirlo y si necesitas ayuda profesional, pues búscala lo antes posible. No dejes que la depresión se apodere de esta o ninguna época del año.

NOTA: Este reportaje fue publicado con anterioridad, pero re-editado por su pertinencia.


Comments are closed.

Back to Top ↑
Lan Estil Bottom