Mitsu Outlander Sport Est top
...con estilo

El placer de compartir

editorial@placerespr.com

Queremos recordarte, que una de las más grandes satisfacciones que podemos sentir en nuestra vida es la que se deriva de la acción de dar y compartir de lo que tenemos. No existe una justa excusa para negarnos este placer… y, sabemos que, esta acción se debe hacer en silencio; que la mano que da no debe alardear de ello, porque pierde su genuino significado.  Tampoco es dar de lo que nos sobra, es compartir lo que poseemos con otros que carecen de ello.

Verifica entre tus personas cercanas o entre las instituciones responsables quiénes pueden necesitar que les tiendas una mano, si posible donando algún dinero. Además, queremos que mires tu alacena, tu ropero o “closet” y, en general, lo que tienes a tu alrededor dentro del hogar. Estamos seguros de que mientras te preparabas para la tormenta, descubriste que tienes más de lo que necesitas. En muchas ocasiones, apenas tienes espacio para guardar ropa, zapatos, comida y hasta enseres del hogar. De repente has descubierto que hay artículos repetidos y a los que no sueles dar uso, artículos que a otros pueden hacerle la vida más cómoda. Se trata de hacer llegar todo ello a otras manos que las necesitan más.  Son innumerables los lugares a donde puedes llevarlas, siempre que estén en función y buenas condiciones. Deja de pensar que aún puedes usarlos… el tiempo es inclemente y lo que no usas se deteriora.  Cuántas veces habrás guardado ropa pensando que vas a rebajar y zapatos que luego se pasan de moda. Cuántas veces esperas a que algunos alimentos expiren sin darles uso, otras en que cocinas en exceso y terminas botando la comida o visitas un restaurante y no pides el “doggy bag” que muy bien puedes regalar. Este es el momento de que si tienes mejores provisiones y los medios, compartas con el que sabes que no tiene.

Te invitamos a que hagas el simple ejercicio de pensar en quién puede necesitar apoyo para que compartas lo que tienes.  Piensa, también de disponer de aquellas cosas que puedan serle útil a otras personas y llévalas a lugares o instituciones responsables para que las encaminen hacia los más necesitados.

Recuerda, dar de comer al hambriento, dar de beber al sediento, vestir al desnudo…  Que éste se convierta en uno de tus propósitos y hábitos de vida.


Comments are closed.

Back to Top ↑