STBS NAV HUM TOP
...humanitarios

Hogar Cuna San Cristóbal

Por: Sylvia A. Agostini
editorial@placerespr.com
 

El  Hogar Cuna San Cristóbal es una entidad cuya función principal es la del albergar menores que han sido víctima de maltrato o negligencia. La iniciativa de crear esta entidad la tuvo un grupo de mujeres de la Fundación Pro Ayuda de Puerto Rico.

Actualmente el Hogar atiende niños y niñas desde recién nacidos hasta 7 años, en espera de que se le brinde un hogar.  Allí creen fielmente que cada niño y niña tiene derecho a una familia llena de amor. Es por esto que el Hogar Cuna San Cristóbal ofrece una charla cada 2 meses, dirigida a personas interesadas en comenzar el proceso de adopción.

Además, el equipo de profesionales del Hogar Cuna trabaja de manera confidencial el programa de la entrega voluntaria de mujeres que enfrentan un embarazo no planificado o no deseado. La entrega voluntaria es un gesto de amor y responsabilidad, ya que uno o ambos padres reconocen que no pueden brindar a los niños el cuido que éste necesita y entregan esa responsabilidad al Hogar.

Este albergue de menores, está dirigido por la Sra. Ivonne Vélez Castro. Con ella labora un equipo que incluye trabajadores sociales, psicólogo, y otros empleados que aúnan esfuerzos para ofrecerles a los menores todos los servicios que vayan en beneficio de su rehabilitación y que agilicen los procesos de adopción.  Sus trabajos subsisten a través de propuestas, donaciones, ayudas y actividades de recaudación de fondos.

A través de los años, el proceso de adopción en Puerto Rico se ha vuelto una gestión accesible a cualquier persona interesada en dar amor a uno de estos niños. El procedimiento conlleva una orientación, solicitud, evaluación y elegibilidad de candidatos. De ser elegibles y hacerles una ubicación de menor se comienza un proceso de supervisión y acompañamiento familiar por parte de personal altamente entrenado. Por último, luego de culminar la fase de supervisión se autoriza a someter la petición de adopción en el tribunal.

En el Hogar Cuna San Cristóbal, el proceso de adopción no conlleva ningún costo para los padres adoptivos porque su misión es mejorar la calidad de vida de la niñez puertorriqueña.

“Para nosotros es muy importante erradicar los mitos y tabúes existentes acerca de la adopción en Puerto Rico y es por eso que continuamos con nuestra encomienda de educar a la comunidad sobre este particular. Con personas educadas sobre el tema de adopción, lograremos brindarle el hogar que merecen los niños y niñas que se encuentran en el sistema de protección,” explicó Ivonne Vélez, directora ejecutiva del Hogar.

El Hogar Cuna brinda amparo, asistencia física, moral y social. Los menores, en su mayoría, permanecen ubicados por periodos de tiempo razonables, a tono con el estatus de los casos que estén en trámites con el Departamento de la Familia y/o en procesos legales en los tribunales.

El conjunto de factores que involucra la vida de estos menores, hace que su disponibilidad  para adopción varíe en cada caso. Ello depende, no sólo de la disponibilidad del menor, sino de las familias que se encuentran en el proceso y que éstas cumplan con los requisitos a tales efectos, entre otros:

  • Asistir a una orientación para conocer los detalles al respecto de los procesos.
  • Someter la solicitud
  • Pasar por el proceso de evaluación y verificación de los requisitos necesarios, sobre los cuales son orientados.

Para viabilizar la adopción, el menor debe haber sido privado de la patria potestad y la familia solicitante deberá haber completado la evaluación y la documentación requerida. Todos los servicios que ofrece esta institución conducen a colaborar y atender las necesidades de los menores que albergan.

Por otro lado, el Hogar Cuna San Cristóbal orienta a los participantes desde el momento en que aspiran a ser padres por adopción y los acompaña a través del proceso, hasta que se completan los trámites. Luego, da seguimiento y apoyo a los involucrados, al proporcionarles un ajuste armonioso, tanto a la familia, como al menor.

Aunque muchos anhelan adoptar bebes recién nacidos, es oportuno mencionar que los menores de más edad están más conscientes de la necesidad de un núcleo y de un hogar seguro.

Considere adoptar un bebé puertorriqueño, si es que usted cuenta con el deseo, la buena intención y el serio compromiso de ofrecerle un espacio de vida y amor.  Oriéntese y decida si usted es una opción para ello. Para comunicarse con el Hogar puede llamar al 787-747-9488 o 787-286-0696. También puede contactarles a través de su página de Facebook o por correo electrónico a hogarcuna@hogarcunasancristobal.com

Para más información sobre el esfuerzo de recaudación y para hacer su donativo, puede hacerlo a través de PayPal: https://www.paypal.me/HCSC, de ATH Móvil: Hogar Cuna San Cristóbal o llamando al 787-747-9488.


Comments are closed.

Back to Top ↑