Mitsu Eclipse Top estilo
...con estilo

La Mente y la Sanación Energética

Por: Ivelisse Agostini
editorial@placerespr.com

 

La sanación energética surge a partir de la premisa de que somos ‘energía’ y que nuestra mente, o sea, nuestros pensamientos, envían las señales que impactan todo lo que sucede en nuestra vida y en nuestro cuerpo.

Los estudiosos de este tema han desarrollado técnicas y hasta maquinaria, para lograr el balance o armonía energética y con ello, la posibilidad de sanar nuestro cuerpo.

Para que nos hable sobre este tema nos acercamos a Sandra Elleby Averhoff, directora de la clínica Quantum Energy Healer, ubicada en Miami, Florida. Esta reconocida “healer”, cuenta con estudios universitarios en Biología, y posee certificaciones como International License Quantum Biofeedback Therapist; Eden Energy Medicine Practitioner; Reconnective Healing Practitioner; Quantum Entrainment Practitioner, entre otras modalidades útiles para la práctica de la sanación energética.

Según nos narra Sandra: “Nací en una familia donde el mundo espiritual no solo era importante, si no visible. Fue al convertirme en adulta que descubrí que no todas las personas compartían la misma experiencia”. A través de sus estudios Sandra entendió que todas las personas tienen la misma capacidad de ser “vehículos” y decidió adiestrarse para tener la oportunidad de ayudar a otros a dirigir correctamente su mente y mantener su “cuerpo energético” balanceado. Sandra nos cuenta que “tener la mente llena de continuos pensamientos (“monkey mind”), sin ningún control, es lo que impide que estemos conectados y que podamos recibir los mensajes que nos provee nuestra intuición”.  De otra parte, nos advierte que cuando hay la intención de sanar a otros es necesario que exista el deseo de ayudar, la capacidad de desconectar mente y ego y hacerlo desde el origen del amor. En su caso, la intención de su obra sanadora llega de la luz que invoca de Jesús, de su madre María y de los arcángeles.

Para entender mejor esta tesis, se supone que todo comienza en el orden espiritual que provee la energía; luego surge el pensamiento; luego se convierte en emoción y de ahí llega al físico, manifestándose en una enfermedad.  En este sentido, logrando la armonía energética, tenemos salud; lo contrario, el caos, nos lleva a la enfermedad. De acuerdo a los principios de sanación energética, cada parte de nuestro cuerpo reacciona de acuerdo con nuestras emociones. Sobre esto, Sandra nos dice que nada ocurre en un vacío y ofrece varios ejemplos que se dan con frecuencia: “Cuando hay  tristeza o depresión, se afecta el corazón; si hay ira, se afecta el hígado; los continuos enojos dañan la vesícula y los miedos, los riñones”. Asimismo, se supone que existe correspondencia entre las distintas emociones y todo el cuerpo.

Sanación Energética en la Práctica

Sandra nos dice que a menos que haya alguna situación particular con la madre, llegamos al mundo balanceados. Sin embargo, a su clínica han llegado niños tan pequeños como de 5 años que sufren pesadillas o algún tipo de estrés. De igual forma, llegan personas con enfermedades crónicas que, en la mayoría de los casos, han sido referidas por personas con una experiencia sanadora. “Las personas llegan porque quieren ir, porque están desesperadas; porque nada les ha ayudado. Vienen con la intención de sanarse y a través de su propia intención lo logran. No todo el mundo sana físicamente, pero logran hacerlo emocional o espiritualmente”.

Cuando un paciente llega, lo primero que ocurre es que Sandra le pregunta la razón de su visita. “A través de esta plática, descubrimos la “intención”, o sea, lo que se desea sanar. Además, el paciente me ofrece información sobre la trayectoria de lo que ha ocasionado la situación que le aqueja y me ayuda para poder “conectar” adecuadamente, de acuerdo a sus creencias.

Sandra nos describe que el “healing process” o sanación puede darse mediante el tacto a través de la adecuada presión de los “puntos de energía” que existen en todo el cuerpo. El terapeuta mueve la energía dejando su mente “vacía”, mientras pide y permite que llegue a su mente la información que necesita para sanar al paciente.

Existe también la posibilidad de utilizar el sistema Biofeedback, el cual consiste en ‘conectar’ al paciente a un dispositivo con un programa de computadora que analiza todas las vibraciones que emite su cuerpo. Se entiende que el Biofeedback puede identificar las deficiencias energéticas del paciente y estas ser satisfechas mediante sonidos y/o visuales.

Por último, es posible hacer Sanación a Distancia, una que Sandra describe como semejante a lo que sucede con una “nube” en el mundo cibernético. “La sanación a distancia es una manera conveniente para mejorar la calidad de vida de un paciente sin dejar la comodidad de su hogar. Lo anterior parte de que nuestro cuerpo es un transmisor y receptor de radiación electromagnética, al que puedes acceder de forma única, igual que lo haces a tu “cloud” en la Internet”. Para ello es necesario compartir una información específica con el  “healer” y establecer una “cita” con éste. El proceso es sencillo y sigue el mismo orden de una visita, excepto que la ayuda va a trabajarse de forma intuitiva.

La sanación energética es una práctica que se complementa con ejercicios entre y posteriores a una visita. Personas como Sandra Elleby Averhoff dedican su práctica a ayudar a las personas a “descubrir” el origen de sus males y a sanarlos. Pero, según descrito, todo depende de cómo controlen su mente y la fe que tengan en la posibilidad de sanar.

Para todos los que deseen conocer más sobre este tema, les recomendamos visiten su sitio en el internet: http://www.electromagneticbody.com/, a través del cual puede orientarse sobre sus servicios, ver videos de charlas que ella ha impartido y hasta concertar una cita para Sanación a Distancia. Sobre este último servicio,  podemos decir que compartimos una breve sesión con Sandra con resultados interesantes y reveladores que el tiempo nos permitirá confirmar.

 


Comments are closed.

Back to Top ↑