Mitsu Outlander Sport Est top
...con estilo

Los Gallos de Ady

Por: Ivelisse Agostini

Muchos de nosotros hemos escuchado que la figura del gallo es presentada como símbolo de múltiples creencias, usualmente de forma positiva. Ese es el caso del significado que a través de la historia le han otorgado variedad de culturas que lo han relacionado con el sol y el dominio de la luz sobre las tinieblas; con el comenzar de nuevo; como perceptivo, alerta y hasta psíquico, siempre vigilante, siempre protector; y, como símbolo de belleza y de poder, entre un sinnúmero de virtudes.

Ady Tutt, es la artista puertorriqueña que da vida a estos espectaculares gallos. Suministrada.

Para nuestra entrevistada, Adeliz (Ady) Tutt, nacida y criada en Humacao, Puerto Rico, el gallo y la gallina son animales que desde niña aprendió a ver como un medio de ayudar a otros. Y es que su bisabuela, Doña Fina, siempre tuvo gallinas y cuando alguien estaba enfermo o tenía necesidad de comida, lo mismo le hacía una sopa, que le llevaba huevos. Desde entonces este animal se convirtió en símbolo de ayuda y uno que reconoce, como el que más protege a la familia.

Ady lleva años dedicada por entero a su familia y aunque siempre sintió inquietud por el arte, su desempeño profesional fue en la industria del turismo. Bajo esas circunstancias, la devastación posterior al paso del Huracán María, la llevan a visitar a personas necesitadas en los campos. En ese proceso regresan a su mente los recuerdos de su niñez y de cómo su bisabuela ayudaba a los demás con sus gallinas. Un buen día, despertó con la inspiración de pintar un hermoso gallo y, a partir de entonces, comenzó a aprovechar cualquier tiempo libre para cultivar su innato talento en la pintura, siempre enfocada en la figura del gallo y de hecho, la gallina. Un año más tarde, decide tomar clases con la profesora Diana Dávila en el Museo de Puerto Rico quien, luego de conocer su proyecto, le guió en torno al aprendizaje de sombras, figuras y visualización desde la distancia.

El concepto de familia sirve de inspiración para la artista en algunos de sus trabajos. Suministrada.

Han pasado solo dos años y medio desde esos comienzos. Sin embargo, el pasado enero, siguiendo la recomendación de un buen amigo, comenzó a mercadearlos en la tienda Seafoam en el Viejo San Juan, donde en menos de un mes ya se habían vendido cinco (5) piezas.

A nuestras preguntas sobre el colorido de sus pinturas, Ady nos comenta: “No sigo los patrones de la naturaleza en los colores, sino que surgen de mis sueños, a tal punto que tengo un “sketch pad” al lado de mi cama para dibujar lo que veo en sueños y  luego pasarlo al canvas, con los colores visualizados. Cuando termina cada trabajo, Ady “bautiza” a sus gallos con nombres que llegan de forma espontánea a su mente, tan raros como Miano (el cual se relaciona a personas con psiquis elevada, que se dan y trabajan por el bienestar de los demás). Cada nombre es escrito detrás del canvas y luego busca su significado. Sobre este gallo en particular nos cuenta una anécdota muy interesante: “Vendí esta pintura bien rápido por Internet y cuando hablé con la persona que lo compró, quedó muy impresionada porque es una persona que se identifica con ese nombre tan particular, ya que dedica su vida al servicio de otros”, añadió la artista.

El colorido de las pinturas es maravilloso. Suministrada.

Ady pinta en un espacio de su residencia que está dedicado por completo para este fin. Con su estilo moderno y abstracto, logra que “sus gallos” muestren sumisión, que están pensativos, y hasta dudosos.  Nos comenta que ha tenido clientes que le han pedido gallos que representen rasgos de su personalidad. De otra parte, tiene algunas pinturas de una pareja (caras) y uno que presenta una estampa que soñó, con el ojo y la cresta de un gallo pequeñito al frente y la silueta grande de la gallina detrás. Su interpretación es que aunque la figura del varón esté al frente, la realidad es que quien lleva las riendas de la familia es la mujer, aunque esté detrás.

Ady trabaja sus pinturas en acrílico en tamaños 5”x6” y hasta 38”x40”, a precios que comienzan en los $85. Los Gallos de Ady, están disponible en las tiendas Seafoam y Handcraft del Viejo San Juan y en la Galería Oro en Vieques.

Los “Reyes Gallos”, de Ady Tutt. Suministrada.

Sus obras ya son identificadas como “Ady – Chicken Chic” y aunque se venden en casi la misma proporción, a ella le encanta pintar más gallos y el público también prefiere el macho de la especie, sobre las pinturas de gallinas.

Al final, más allá de su arte, Ady sigue trabajando las figuras del gallo y la gallina recordando la vocación que aprendió a través de su bisabuela: ayudar a los demás y a promover la unión familiar.

Para más información pueden acceder a sus cuentas de Instagram ady.tutt_chickens y en Facebook como ady tutt.


Comments are closed.

Back to Top ↑
Segura Viudas EST BOT