Mitsu Outlander Sport Est top
...con estilo

Pasión por el Huerto

Por: Ivelisse Agostini

Conocí a Ibis Montijo hace unos tres años, cuando ambas fuimos invitadas a un “Chinchorreo Chic” con Taittinger, que reunió a un grupo de damas a viajar en vehículos de lujo hasta una finca fuera de la ciudad, donde disfrutamos de una cata del conocido Champagne. Ibis fue nuestra compañera en la mesa y descubrimos que, además de ser doctora, especialista en Medicina Interna y CPC (Certified Professional Coder), era también sommelier. Disfrutamos un mundo y gracias a su conocimiento, fuimos ganadoras de una competencia sobre el Champagne. Desde entonces, nos hicimos amigas por las redes sociales y continuamos coincidiendo ocasionalmente en cenas con maridaje.

La Dra. Ibis Montijo y su esposo el Dr. Rafael Tirado. Foto: placerespr.com

Ibis es una persona cálida y amigable que se entretiene haciendo Sudoku, rompecabezas, y tejido “crochet”. Comparte su profesión con su esposo, a quien conoce desde que eran estudiantes de escuela intermedia, así como su gran amor por sus tres hijos y un nieto. Con un sinfín de intereses en común, durante el año 2012, la pareja tomó un curso en hidroponía, en el pueblo de San Sebastián, como herramienta de esparcimiento y para hacer turismo interno. A través de este curso obtuvieron un certificado bonafide de hidroponía, del Departamento de Agricultura de Puerto Rico, que muy bien complementaba la pasión por la gastronomía que también los une. Por lo anterior, no es raro que se motivaran a desarrollar su propio huerto casero.

A pesar de que Ibis intentó  trabajar su huerto con siembra “directamente en suelo”, cirugías de reemplazo de ambas rodillas y el Huracán María, impidieron que pudiera lograr su objetivo a capacidad.

Recuperada y llena de ánimos, dedicó unos seis meses a buscar información y modelos de huertos en madera, hasta que decidida sobre lo que quería hacer, contrató a un artesano para que desarrollara el diseño que ella había concebido. Además, se orientó con agrónomos, arquitectos y personas dueñas de viveros, que le contestaron todas las preguntas que tenía. Finalmente, el diseño, las medidas de los módulos, la cantidad de estos, los materiales utilizados y la localización con orientación del viento y drenaje fueron detalles trabajados por ella. “Fue todo un proyecto, pero logré hacer el huerto a mi gusto y comodidad”, nos dice orgullosa. Tengo dos viveros donde siembro las semillas y luego las paso a su lugar de cosecha”, añade.

Favor mover su celular a posición horizontal para ver mejor la siguiente foto-galería de algunos frutos del  huerto. 

  • Frutos del Huerto. Foto: placerespr.com

El espacio que ocupa el recientemente inaugurado huerto, cuenta con un sistema especial de riego y utiliza tierra preparada y abono orgánico. “Al momento le dedico tres tardes a la semana al huerto, algo que nos cuenta le sirve de terapia; “…pero, cada dos semanas el jardinero se encarga de trabajar el mantenimiento de las áreas alrededor del mismo”, nos comenta.  

En torno al tiempo que le ha tomado la construcción y comenzar a ver los frutos, Ibis nos dice que desde que se hizo el contrato hasta que se instaló el último módulo, el artesano tardó unos tres meses. De otra parte, llenar los módulos de tierra tratada con la instalación del sistema de riego personalizado, tomó un mes adicional. En cuanto a la siembra de semillas, el proceso comenzó desde el momento en que hizo el contrato, para luego trasplantar a los diferentes módulos del huerto.

Favor mover su celular a posición horizontal para ver mejor la siguiente foto-galería de algunos frutos del  huerto. 

  • Berenjena del huerto. Foto: placerespr.com

Su primera cosecha de berenjenas, ajíes dulces y pimientos, fue en noviembre de 2019. A partir de entonces, ha logrado cosechar brócoli, tomate, menta, albahaca, yerbabuena, cebollín, orégano, perejil, recao, romero, tomillo, mostaza, sábila, ají picante, chile y ahora repollo. “He sembrado los productos que consumimos en la casa, de manera que nuestra tierra nos brinde cosecha orgánica y sin pesticidas ni productos tóxicos a nuestra salud”, destaca la doctora. De igual forma, nos recuerda que “La realidad es que para mí representa una gran satisfacción ver cómo puedo lograr un vegetal o frutos de una semilla hasta ponerla en mi comida. Para mí esto es “La VIDA MISMA”.

Con emoción recibimos una invitación de Ibis para, entre un pequeño grupo de amigos,  celebrar la vida e inaugurar su maravilloso proyecto, mientras degustábamos exquisitos vinos de su espléndida cava y platos confeccionados con algunos frutos de su excelente huerto. Vivimos una tarde fabulosa y no puedo menos que sentirme orgullosa de esta amiga que la vida nos puso en buen camino, una puertorriqueña, que además de su gran sencillez, humanidad y hospitalidad, valora y apoya lo nuestro en otras manifestaciones culturales que nos distinguen.

Amigas y familia acompañaron a Ibis a celebrar la inauguración de su huerto. Foto: placerespr.com

“Siento PAZ y Esperanza al ver mi producto realizado y hecho por mis manos y mi esfuerzo. Para mi es clave pensar qué hay futuro en la agricultura y que todos deberíamos cosechar parte de lo que consumimos diariamente. De esta manera ayudamos al ecosistema y apoyamos lo nuestro”, finaliza Ibis.

Compartir esta excelente historia nos llena de satisfacción, porque éste debe ser un ejemplo a seguir, sin importar límites de espacio o presupuesto. De hecho, para quienes esto todavía no fuere un proyecto inmediato, debe haber el compromiso de apoyar nuestra agricultura y aquellos restaurantes que promueven el concepto “farm-to-table”. De esta forma estaremos fortaleciendo nuestra excelente propuesta gastronómica entre los visitantes y disfrutando los mejores gustos como locales.


Comments are closed.

Back to Top ↑
Segura Viudas EST BOT