Mitsu Outlander Sport Est top
...con estilo

Presentación y Modales en la Mesa Formal

Por:  editorial@placerespr.com
 

Con la llegada del último trimestre del año, aumenta la posibilidad de que seas invitado o que seas el anfitrión de alguna cena formal, donde se sirva un amplio y variado menú. Hablamos de situaciones en las que te sentarás en una mesa llena de cubiertos para ser utilizados en la degustación de alternativas como pan, ensalada, sopas y otros aperitivos, además de varios platos, hasta llegar al postre. De igual forma, en torno a la bebida, es muy probable que además del vaso o copa de agua, se sirvan vinos en sus respectivas copas, entre otras bebidas.

La premisa puede ser igual cuando visitamos un restaurante elegante y corresponde demostrar los mejores modales a la hora de sentarse ante una mesa formal. Y, es que una mesa con estilo, bien presentada, es importante tanto para quien invita, como para los invitados; tanto desde la perspectiva de protocolo, como para una degustación apropiada y relajada del menú presentado.

Por lo anterior, a continuación ofrecemos los detalles mas relevantes que deben ser considerados al poner una mesa formal o cuando se es invitado a una cena de esta categoría, de modo que evitemos cometer errores en el uso y el orden de los cubiertos y la cristalería:

mesa con background

Al poner la mesa:

  • Mantelería – El tamaño debe ser adecuado para la mesa y para la ocasión y debe estar sobre alguna base que impida que resbale. Siempre son recomendables los colores claros o pasteles a menos que la cena tenga algún tema emblemático como Navidad.
  • Vajilla – No importa el tipo de ocasión, formal o informal, las vajillas blancas representan una alternativa práctica. El detalle es que dispongas de la cantidad de piezas necesarias para cada comensal.  Puedes utilizar una base o “charger” apropiado para la ocasión, formal o informal, pero lo importante es que el plato de la ensalada, sea llano u hondo, repose sobre el plato grande del plato principal que debe estar cercano al borde de la mesa.
  • Cristalería – Los vasos y las copas deben ser iguales para todos los comensales y deben estar acomodados del lado derecho del plato principal, en una posición y orden específicos de acuerdo a la ilustración que acompaña este reportaje. Como observarás, se comienza desde la derecha con la copa o vaso de agua y luego las de vino a su izquierda, consecutivamente, en el orden en que serán servidos.
  • Cubiertos – No deben ponerse cubiertos demás, si no los que van a utilizarse de acuerdo al menú que será servido. La servilleta, que debe estar conjuntada con el mantel o combinar de alguna manera con la decoración de la mesa, debe estar doblada de forma elegante y puesta sobre el lado izquierdo del plato de cada comensal junto con la cantidad de tenedores necesaria. Si hay dos tenedores solamente, para ensalada y plato principal, el de la ensalada irá hacia afuera y el del plato principal más cercano a éste. Del lado derecho del plato debe ponerse la cuchara de sopa (hacia afuera) y luego los cuchillos necesarios.  Si se sirviera de aperitivo algún fruto de mar, debe ir del lado derecho, antes de la cuchara de sopa. El cuchillo debe tener siempre los “dientes” del lado del plato. Los cubiertos se posicionan en el orden en que serán utilizados, desde la parte de afuera hacia adentro del plato.  La cucharita y/o tenedorcito del postre pueden ir en la parte superior del plato principal, del lado izquierdo de las copas.
  • Platillo para el pan – Siempre debe ir del lado izquierdo del plato de cada comensal e idealmente debe ponerse encima un cuchillo pequeño para la mantequilla. De no tenerlo, se puede poner un cuchillo normal (sin dientes) en el lado derecho-exterior, del plato grande de cada comensal.  Tanto si te sirven el  pan, como si te lo sirves tú, debes tomar un solo pedazo y cortar con las manos y añadir la mantequilla solo el bocado que vas a cometerte.
  • Puedes “emplatar” la ensalada, el aperitivo y la sopa, y poner cada elemento del plato principal en piezas separadas adecuadas para la temperatura necesaria, que acomoden suficiente cantidad de comida equivalente a 1-1/2 de la medida por persona. Estas piezas deben localizarse al centro horizontal de la mesa, idealmente entre candelabros sencillos que no ocupen espacio y sirvan de decoración.  Si la mesa no dispone de mucho espacio o la comida requiere alguna forma especial para mantenerla caliente o fría, puedes acomodar una mesilla cercana a ti para que puedas servir más cantidad a quien le apetezca sin tener que volver a levantarte de la mesa.
  • Las salsas se sirven por comensal con utensilios especiales; nunca debe utilizarse un cubierto personal para servir si hay un “bowl” común para toda la mesa. Salsas como las de “sushi” se sirven en platillos personales, no comunes para uso individual.
  • Si el comensal desea dejar saber que ya terminó de comer, puede poner el cuchillo y tenedor, paralelos y de forma vertical, en el centro del plato para que éste sea removido

Al servir: 

  • Tanto para licores, como para agua o refrescos, nunca debe tocarse el vaso o la copa con la botella desde donde se sirve.
  • Se debe seguir un orden con los aperitivos, desde lo más liviano hasta lo más fuerte.
  • Siempre se sirve a cada comensal por su lado izquierdo, pero se retiran los platos por el lado derecho. Si el menú incluye sopa, esta debe ser servida ya en el plato. Cuando sirves a las personas toda la comida ya “emplatada” puedes hacerlo por cualquier lado, pero siguiendo el mismo orden.
  • Si cada comensal se sirve desde una fuente, esta debe rotarse de derecha a izquierda.

Cuando tenemos que “poner la mesa” para nuestros invitados, tenemos que considerar que estos se llevarán una impresión específica sobre nuestra habilidad como anfitrión.  Por lo anterior, repasa todo antes del día de la invitación, asegúrate estar cubriendo todos estos detalles y verás que todo va a fluir adecuadamente.


Comments are closed.

Back to Top ↑