Mitsu Outlander Sport Est top
...con estilo

Tiempo de Practicar Higiene Mental

Por: Myra Sánchez

Para los que no hayan escuchado sobre el concepto de “higiene mental”, aclaramos que se trata de un compendio de hábitos que creamos para lograr mantener nuestra mente positivamente equilibrada y lograr armonía con nuestro entorno y las circunstancias que nos tocan vivir. Tal cual, si nos refiriésemos a la higiene corporal, con hábitos como lavarnos los dientes y la cara al despertar, bañarnos a cierta hora y repetirlo bajo ciertas circunstancias, así mismo, debemos trabajar con nuestra mente para que ésta se mantenga “limpia” de pensamientos tóxicos que afecten nuestra autoestima y/o nuestro estado de ánimo.

Pixabay - rest

Los buenos hábitos de higiene mental deben comenzar con la llegada de cada nuevo día. Suministrada.

Vivimos tiempos en que nuestra mente, debido a toda la presión que recibimos directamente de algunas personas, así como de los medios noticiosos y sociales, es estimulada a producir pensamientos pesimistas, de incertidumbre, desasosiego, depresión, angustia y disgusto, con nosotros mismos o el mundo. Permitir que esta negatividad se apodere de nuestra mente es dañino, perjudicial, destructivo y paralizante. Por lo tanto, hay que diseñar estrategias con las cuales “limpiemos” la mente a través de hábitos que, además, nos ayuden a distraernos y a alimentar la buena salud mental. Es imposible y de hecho, perjudicial, vivir enajenados de la realidad, de modo que estos hábitos, más allá de pretender que esto suceda, lo que hagan sea ayudarnos a aceptar la realidad, pero sin que sus circunstancias actuales nos afecten al extremo de hacernos daño.

Pixabay - comfort

Saca tiempo para darte unos gustitos, para divertirte y también para buena lectura y oración. Suministrada.

A estos efectos, nos dimos a la tarea de consultar algunos hábitos de higiene mental que han resultado exitosos para muchas personas que logran sentirse bien con ellos mismos y su entorno, los cuales compartimos a continuación:

  • Comienza tu día trayendo a tu mente todo lo positivo que te rodea y dando valor a las acciones que promueven tu bienestar y el de otras personas a tu alrededor. Agradece, agradece y más agradece, y no te canses de agradecer por todo lo bueno y por todos los buenos. Asegúrate de dejar atrás todo lo negativo, incluyendo pensamientos, culpas y pecados del pasado para que estos no controlen tu presente, porque con éste, el presente, es que construirás el futuro, un día a la vez.
  • Haz planes para hacer actividades productivas que puedas ejecutar el mismo día y a corto plazo y enfócate en llevarlas a feliz término.
  • Asegúrate de incluir en tus planes actividades con suficiente tiempo de esparcimiento, que te gusten mucho y te llenen. Si tienes compañía, identifica también actividades que puedan ser compartidas, del agrado de todos.
  • Asegúrate de satisfacer tus necesidades físicas y si en algún momento no tienes los medios, solicita la ayuda necesaria. Las limitaciones en este sentido provocan mucha tristeza y falta de energía.
  • Libera el exceso de energías con ejercicios, riéndote mucho con una buena comedia en cable o TV y hasta haciendo actividades que requieren más esfuerzo como es la limpieza y la jardinería, entre otras.
  • Practica actividades que conlleven reto mental y físico de forma que te sientas cómoda(o) aceptando que puedes enfrentarte a situaciones complicadas y que puedes ir venciendo con la práctica los diferentes niveles de dificultad. Esta es una forma de ayudarte a combatir tus inseguridades. Todos nacemos con talentos y habilidades en diferentes renglones, por tanto, cuando nos salimos del “confort zone”, expandimos nuestras capacidades y nos sentimos mejor.
  • Evita juzgar y juzgarte, las críticas constantes afectan nuestra auto-estima, aun cuando son dirigidas a otros. De igual forma, protégete de personas tóxicas que hacen lo mismo.
  • Cuenta hasta mil, si necesario, y apártate de lo que te produce coraje o insatisfacción, antes de perder el control de tus emociones y descargar tu ira. Razona… descargar tu ira empeorará todo, especialmente relaciones con las personas a tu alrededor.
  • Escoge momentos para ti, apartándote del ruido, relajándote, en los que puedas practicar el silencio, orar o leer sobre temas enriquecedores para el espíritu.
  • Al final del día, haz un repaso donde destaques y agradezcas todo lo bueno y positivo que te sucedió en el día. Duérmete deseando que todo lo bueno llegue a ti y a los tuyos a través de las bendiciones de Dios todopoderoso.

La higiene mental es un recurso valioso, tiene “nombre y apellido” e incide en nuestro bienestar. Haz de ella un hábito diario, igual que todos los otros que practicas diariamente con tu físico.


Comments are closed.

Back to Top ↑
Segura Viudas EST BOT