...humanitarios

Bájale Dos a la Política

Por: Ivelisse Agostini

 

Que la política sea uno de los temas favoritos en nuestro país, puede ser una buena noticia, si lo miramos como algo que es posible gracias a vivir bajo un sistema democrático, que nos permite escoger nuestros gobernantes y cambiarlos si no satisfacen nuestras expectativas. Deja de ser tan positivo, tan pronto nos damos cuenta de que este es un tema que puede propiciar divisiones y hasta profundas heridas.

En nuestro caso, nos atrevemos a hablar del tema, en el ánimo de alertar a nuestros lectores de lo importante que es evitar que la política ocupe nuestro tiempo, nuestra energía y que controle nuestras emociones. Y, es que precisamente porque gozamos del privilegio de vivir en una democracia, tenemos derechos y deberes y, en una y otra dirección, el respeto debe ser denominador común, porque entre unos y otros habrá coincidencias, pero también diferencias.

Los medios digitales son, hoy por hoy, vehículos que se utilizan, tanto para promover a los políticos, como para que sus seguidores y detractores opinen al respecto de ellos y de sus ejecutorias. Para ello, creo que, sin excepción, todos tienen sus Fan Pages, que los interesados “siguen” y en donde pueden opinar, igual que pueden hacerlo en otros foros de “politólogos”. Lo anterior es válido y ofrece la oportunidad de comunicar ideas y planes; mientras, cada cual escoge entrar o no a su “página”. Sin embargo, se da el caso de individuos que utilizan sus espacios personales para atacar a uno y a otro político, a veces hasta de forma extrema, a riesgo de ofender a sus “amigos”. De esta forma, abren puertas para que sus “seguidores” que difieran contesten y que otros intervengan, en un “tira y tápate” capaz de incurrir en situaciones que dañen relaciones y reputaciones. Si nos ponemos a pensar ahora mismo, lo fácil será criticar, porque si algo ha quedado demostrado, es la insatisfacción de los votantes con los líderes actuales. No es lo mismo dar un “like” a un meme, que desbordarnos en insultos o en expresiones demagógicas. La verdad es que no vale la pena ofender a nadie y debemos valorar a los buenos amigos, así como respetar a colegas y conocidos. De hecho, no vale la pena perder el contacto con gente buena, por políticos, entre los cuales hay muchos que faltan a nuestra lealtad. Además, es posible escoger no hacer públicos sus comentarios. Cada cual tiene la oportunidad de crear un grupo con personas afines a sus ideas y compartir comentarios y hasta disgustos o analizar los posibles triunfos.

Acabamos de pasar por un evento que dejó una gran insatisfacción por la mala administración de la agencia encargada de organizar que pudiéramos votar por los candidatos que finalmente aspiren a gobernarnos en las próximas elecciones. Si algo quedó demostrado con los resultados, es lo importante que es ejercer el derecho al voto. Algunos ya se lamentan por no haber votado, sea porque su candidato no ganó o porque no votar permitió que algunas figuras continúen aspirando. Esa lección habla de lo importante que será salir a votar en las próximas elecciones y hacer contar cada voto.

Nos quedan poco más de dos meses en que nos van a estar “bombardeando” con publicidad y con programas sobre política en todos los medios y tenemos que asegurarnos de que al final todos ganemos. Para lograrlo, debemos ser sensatos, sensibles ante las diferencias y evitar que las emociones dominen nuestra inteligencia. No se trata de que no podamos hablar ni comentar, gracias a Dios somos libres para hacerlo, se trata de hacerlo con respeto, de que debemos “bajarle dos a la política” y no permitir que sea este tema lo que acapare nuestro día a día.


Comments are closed.

Back to Top ↑