bodega ALAMOS TOP
...con estilo

Cómo hacer “Contouring” en tu rostro

 
editorial@placerespr.com
 

Sabemos que el maquillaje tiene como propósito principal hacernos ver tan bonitas como nos sea posible.  Por lo tanto, conlleva destacar nuestras áreas más hermosas y, en lo posible, disimular las imperfecciones con las que tenemos que vivir, sin tener que someternos a una cirugía.

Desde tiempos inmemorables, las diferentes civilizaciones han utilizado el maquillaje para destacar el rostro, pero las técnicas para ocultar o disimular imperfecciones son recientes y muy relacionadas con la cinematografía.

contour 1

Dibujo de posible “contouring” pómulos y nariz. Suministrado.

Hoy podemos diseñar nuestro rostro mediante el llamado “contouring”, una técnica desarrollada para estos propósitos y que han puesto de moda figuras de Hollywood.  La misma consiste en utilizar tonos claros y oscuros y un “iluminador”, logrando el efecto de afinar las facciones. Efectos como pronunciar los pómulos, afinar la nariz y el de reducir la frente y la “papada”, son algunos de los que más se practican con esta técnica. Lo ideal es que estos efectos luzcan naturales, algo que se logra con la difuminando bien los trazos.

Para aprender las posibilidades que te ofrece el maquillaje correctivo que se logra con el “contouring” lo mejor es que saques cita en algún mostrador de belleza y busques la orientación de un experto. Y, es que, podrás ver infinidad de videos sobre cómo trabajarlo, pero tu rostro es único y sobre éste es que mejor podrás aprender cómo lograr el efecto deseado.

Con la orientación adecuada, el “contouring” puede trabajarse sin mayores dificultades, pero requiere práctica. Debes comenzar por analizar previamente lo que deseas proyectar; utilizar el maquillaje apropiado y seguir las instrucciones de un paso a paso para que el resultado final sea el deseado.

Lo que necesitas:

Un experto en las tiendas especializadas en maquillaje, como  Sephora o Preciosa, puede hacer una demostración y la mejor recomendación sobre lo que debes comprar para lograr el efecto deseado. De otra parte, las casas especializadas en maquillaje, en su mayoría, disponen de “contouring kits” con todos los implementos necesarios y reiteramos que, en muchos de los mostradores de belleza de las tiendas por departamento, pueden darte una idea de cómo aplicar la técnica.

Uno de los más vendidos es el Cali Contour Palette de Smashbox Cosmetics. Suministrada.

Si no interesas comprar un “kit” y quieres trabajarlo con tu maquillaje de rutina, por lo menos debes tener los siguientes implementos:

  • Base y polvo de tu color natural de piel
  • Esponja para distribuir base de manera uniforme, idealmente de las que tienen forma ovalada (“blender”)
  • Base mate, dos tonos más oscuros que tu piel (no utilizar tonos rojizos ni anaranjados)
  • “Concealer” para el área de las ojeras
  • “Highlighter” o iluminador, dos tonos más claros que tu piel
  • Brochas anguladas, una más fina y otra más ancha

Entre los puntos a considerar a la hora de decidir dónde aplicarás los tonos claros y oscuros debes considerar:

  • La forma de tu cara
  • Rasgos más sobresalientes
  • Recuerda que las sombras o tonos oscuros son para reducir/disimular rasgos
  • Recuerda que los tonos claros son para resaltar los rasgos que quieres destacar.

Make up 3

Instrucciones generales:

Las siguientes son instrucciones generales que existen para la aplicación de la técnica:

  1. Asegúrate de tener el rostro limpio y bien hidratado
  2. Aplica la base de tu color natural de forma correcta y por todo el rostro: nariz, frente, mejillas y barbilla y luego distribuye de forma uniforme por todo el rostro, utilizando la esponja.
  3. Utiliza “concealer” para el área de las ojeras.
  4. Para destacar pómulos y disimular mejillas: Con la brocha más ancha y el tono más oscuro, traza la forma debajo del medio de tus pómulos, o sea, en la hendidura de las mejillas, de la oreja hacia la mejilla. Usa como referencia el hueso de los pómulos.
  5. Para afinar la nariz: Con la brocha más estrecha, traza una línea vertical en los lados de la nariz, desde la parte de adentro de cada ceja, hasta los lados de la nariz, con el tono de base más oscuro. Si el efecto que deseas es el de reducir su largo, debes aplicar el color oscuro, de la punta hacia adentro y otra línea vertical en el mismo borde, del medio del tabique, hacia la punta.
  6. Para reducir el tamaño de la frente: Crea una “diadema imaginaria” en todo el borde superior de la cara, desde donde empieza el cabello hacia abajo y desde un ojo hacia el otro, utilizando el tono más oscuro de base.
  7. Aplica el “highlighter” en las mejillas (encima del trazo oscuro), en la nariz, un poco en la frente y otro piquín en la barbilla.
  8. Utiliza la esponja, muy sutilmente y con pequeños toques, para difuminar los tonos y que se maticen los trazos.
  9. Une tus labios y forma una sonrisa para que apliques el “blush” en el área deseada de las mejillas.
  10. Con la brocha ancha, aplica polvo del color natural/traslúcido en todo el rostro para “sellar” el efecto.

Muchos maquillistas prefieren el “contour” en polvo ya que la mayoría de las líneas de cosméticos los trabajan así, con tres o cuatro tonos de colores, y en variedad de tonalidades, para escoger la que mejor te aplique.  De esta forma el trabajo es sencillo y queda más natural, hasta en el área de la papada en la que se hace el trazo de una línea, justo en el hueso de la quijada, con el tono oscuro, y se difumina hacia el cuello.

La realidad es que todo lo anterior, suena divertido y fácil de lograr para alguien que acostumbre maquillarse y conozca “alguito” sobre brochas y pinceles…

Ésta y otras técnicas hacen posible que saquemos mayor partido a nuestra belleza, la cual, si es acompañada por la “interna”, nos hará lucir siempre regias.


Comments are closed.

Back to Top ↑