bodega blancos
...con estilo

Enseñemos Modales en la Mesa

Por: Myra Sánchez
editorial@placerespr.com
 

Puedes sacar tiempo dedicado solo para enseñar, pero también aprovechar un alegre compartir para recordar el valor y la importancia de los buenos modales. CCO Creative Commons.

Uno de los lugares donde se demuestran los buenos modales, esos detalles que proyectan buena educación, es al sentarnos a la mesa. Es en el hogar donde se aprenden los buenos modales y corresponde que los chicos aprendan sobre estos desde temprana edad, enseñándoles el por qué y su valor. Desde sentarse bien en su silla, no interrumpir a los comensales de forma imprudente, no hacer ruido con la boca ni con los cubiertos, hasta cortar un bocado a la vez, sea del pan o de la comida, los niños tienen que aprender y hay que dedicar tiempo y paciencia para que lo logren. Seguros de que la meta a alcanzar es que logren manejar y usar los cubiertos de forma adecuada, hoy te ofrecemos un “paso a paso” sobre cómo lograrlo. La gran oportunidad se presenta con los próximos días de vacaciones en los cuales puedes aprovechar el tiempo para  enseñarle a tu(s) hijo(s) cómo poner la mesa y el orden en que deben utilizarse los cubiertos.

Como todo en la vida, la práctica hace la perfección, por eso debes comenzar lo más temprano que consigas atraer su atención sobre esto, luego de los 6 años, cuando ya su desarrollo motor le permita dominar movimientos más finos.

El orden:

  1. El comienzo:
  • Desde que comienza a comer sólo, trata de hacerle saber que debe agarrar el cubierto lo más cercano al borde del mango. Evita por todos los medios darle cubiertos para jugar.
  • Enséñale a que no se hace ruido al comer, ni con la boca, ni con los cubiertos y por supuesto que no se habla con la boca llena.
  • Tenle siempre una servilleta a la mano para que aprenda sobre su utilidad para mantener su boca y sus manos limpias. Cuando esté más maduro, muéstrale como ponerla en su falda y que si se levanta debe ponerla discretamente sobre su asiento, semi doblada, no sobre la mesa.
  1. A los seis años ya tienen dominio motor: 

    mesa con background

    Posición correcta de la vajilla y los cubiertos. Suministrada.

  • En o antes de esta edad puedes ir enseñando el uso de cada cubierto. Cuando veas que ya es posible, elimina la cuchara y muéstrale el uso del tenedor y luego el del cuchillo.
  • En el caso de las cucharas, déjale saber que las grandes son para sopas y las pequeñas para postres. Se toma con mano derecha, utilizando los dedos pulgar, índice y corazón. Asegúrate que aprenda a llevar la cuchara adentro de la boca, no a sorber, ni “chupar” haciendo ruido.
  • En el caso de los tenedores, enséñale que los pequeños son para ensaladas y algunos postres, y, que los tenedores grandes son para todo lo demás. Si se utiliza sólo, se toma igual que la cuchara, con la derecha y la parte cóncava hacia arriba.
    • Si se utiliza con el cuchillo, el tenedor se utiliza con la mano izquierda, pinchando la pieza con las púas hacia abajo y el cuchillo se toma con la mano derecha. La parte curva debe ir hacia abajo y debe agarrarse entre el dedo del corazón y el pulgar, moviendo la mano hacia el frente y hacia atrás, poniendo el dedo índice en el borde de arriba para hacer presión y poder cortar.
  • En el caso del tenedor, asegúrate que está listo para sujetarlo bien y que pueda “pinchar” firmemente una pieza de comida. Logrado ello, estará listo para usar el cuchillo de comer.
  • Explícale que hay un cuchillo de sierra para carnes y el resto para comidas más blandas. Además, que el cuchillo puede ser utilizado como ayuda, además de para cortar, pero nunca se lleva a la boca.
  • Cuando aprenda a cortar bien, déjale saber que se corta un bocado a la vez.
  • Practica cómo agarrar cada cubierto hasta que lo domine.
  • Muéstrale los diferentes platos, el orden usual y las comidas para la cual se utilizan.
  • No lo critiques, sólo corrige, aunque tengas que hacerlo mil veces. Elogia sus progresos, cada uno de ellos, para que se entusiasme y se sienta feliz.
  1. La mesa:
  • Asigna un espacio de la mesa para que, por lo menos dos veces por semana, te sientes con tu hijo(a) y le muestres cómo poner la mesa: posición de cada cubierto y el orden en que se usan:
  1. Lado izquierdo: Tenedor(es) y servilleta. El orden para colocar los tendedores y para usarlos es de afuera hacia adentro del plato.
  2. Lado derecho: De afuera hacia adentro, hacia el plato
  • Utensilio especial de aperitivo (fruto de mar, etc.)
  • Cuchara de Sopa
  • Chucharita de café o té
  • Cuchillos en orden de uso (más cercano al plato, el de carne)
  1. Lado derecho-arriba: Van las copas y vasos en orden de uso, de afuera hacia adentro, igual que los cubiertos.
  2. En el medio-arriba del plato, del lado izquierdo de las copas: Deben ir la cuchara y el tenedor de los postres y/o café.
  3. En el lado izquierdo-arriba: Va el platillo del plan y el cubierto para la la mantequilla.

Mientras más formal o más gourmet es la comida a servir en un evento gastronómico, mayores platos o “cursos” pueden ser servidos y más cubiertos habrán de utilizarse. Excepcionalmente se utilizarán algunos especiales como los palillos chinos y pinzas, algo que idealmente debemos dominar también, pero que no amerita enseñarles tan chicos. Basta con que sepan que el orden siempre es de afuera, hacia adentro del plato y de qué lado están.

Para aprender estas destrezas de “etiqueta” tal vez puedes hacer juegos, hacerlos practicar “poniendo la mesa” y hasta premiarlos con sus postres favoritos. Lo importante es que lo vean como algo divertido, pero necesario. Aprovecha el espacio que te ofrece el “spring break” para que tus hijos se sientan cómodos cuando sean invitados a casa de sus amigos y familiares o cuando puedas llevarlos a un restaurante. No hay nada más agradable que descubrir que saben comportarse como chicos con buenos modales.


Comments are closed.

Back to Top ↑
Segura Viudas EST BOT