lan xt hum top
...humanitarios

Perdonarte a Ti Mismo

Por: Ivelisse Agostini

Son varias las ocasiones en que hemos hablado del perdón y la importancia que tiene para poder vivir en paz, estar sanos y salvarnos. Y, es que el perdón es un agente liberador y una experiencia que nos lleva a entender la incapacidad que tenemos de aceptar hechos que nos han marcado y nos causan sufrimiento.  El acto de perdonar es aún más impactante, cuando se trata de perdonarnos a nosotros mismos. Lamentablemente, aunque cada uno tenga más o menos voluntad, capacidad de auto-control y valores, existen muchas cosas que inciden en la conducta del ser humano y todos, todos, cometemos errores.

En ausencia de perdonarnos generamos grandes insatisfacciones, sentimientos de culpa, resentimiento e ira, entre otros.  En contraste, el perdón activa en nosotros la paz y la armonía. Más importante aún, perdonarnos es, en muchos casos, la clave para tener salud emocional y espiritual. Según descrito por la Dra. Lis Milland, especialista en Consejería, “el perdón a nosotros mismos es el más difícil de lograr y es difícil de identificar la necesidad de hacerlo”. Según describe: “La falta de perdón a nosotros mismos está enmascarada y se manifiesta en conductas y comportamientos autodestructivos, cuando se boicotea la felicidad; cuando sientes que no mereces cosas buenas en la vida y las saboteas”. De esta forma, es fácil entender que ante esa “autoflagelación”, no solo nos hacemos daño, sino que perpetuamos cualquier otro a quienes están en nuestro entorno.

Según nos cuenta la doctora Milland, en sesiones de terapia, en las que se profundiza en la raíz de los problemas y de los comportamientos, es común que se descubra que hubo un evento del pasado al que no se le ha dado ‘cierre’, en los que la persona siente que falló, que actuó mal y que no se ha perdonado por ello. Como síntoma del que necesita perdonarse a sí mismo se ven la autoagresión, el autocastigo, manifestado con comportamientos en contra de sus valores, principios y moral. Quienes se sienten culpables reconocen cuando hacen algo mal, pero lo hacen de todas formas como una forma de autocastigarse, “Los creyentes se castigan sabiendo que el peor castigo es hacer algo que no te hace bien ante los ojos de Dios”, destacó la doctoraComo ejemplo de ello, la terapeuta menciona que una persona puede caer en el adulterio, en el uso y abuso de sustancias –particularmente del alcohol–; en auto-sabotear metas personales, como terminar de estudiar o comenzar un negocio que ya está a punto de lograr y, hasta rechazar a una buena pareja que llegue a su vida por creer que no la merece. No es raro, por ende, ver como algunos con muy altos estándares, serán los que más intensamente sufrirán autocastigándose.

Para remediar los sentimientos de culpa y trabajar con el perdón a si mismo, la Dra. Milland recomienda como remedio: verbalizar lo contrario, hacer verbalizaciones positivas, preferiblemente en voz alta y con muchas repeticiones, redimiéndote de la culpa. Además de la verbalización de afirmaciones positivas, la escritura es una excelente técnica sanadora, particularmente afirmando lo bueno que hay en cada uno, de esa verdadera identidad que viene de Dios, perdonándonos como Él nos perdona. De hecho, si se quiere hablar de “la culpa”, la doctora menciona que ésta nunca es responsabilidad de una sola de las partes y que no existe una cinta métrica que determine quién tiene la mayor responsabilidad. “Los modelos psicológicos más modernos hablan de que cada persona es responsable de sus acciones; no se habla de víctimas, se habla de sobrevivientes; de que tuviste responsabilidad, pero tienes el poder de salir y tener una vida buena y aprender de la experiencia. Toda vivencia es para aprender, no para sentirse culpable, explicó la doctora. Desde esa perspectiva, ella misma menciona que hay que dar gracias al Señor por los errores cometidos, porque de ellos es que se aprende y se crece.

Otros consejos de estudiosos de la conducta que pueden ayudarnos a auto perdonarnos son:

  • Aceptarnos como seres humanos que podemos cometer errores, que no nos definen, pero pueden ocurrir en momentos de debilidad, egoísmo o falta de control.
  • Entender que, aunque cometimos errores, tenemos la capacidad de cambiar y trabajar un proceso de superación personal.
  • Reconocer los cambios positivos que vas logrando. Nada puede impactar más tu deseo de superación, que aceptar los signos positivos de transformación que vas logrando en tu historia.
  • Evitar regresar a situaciones o personas con las que puedas estar vulnerable a cometer los mismos errores.
  • Evitar ser manipulado por personas, tanto por sentimientos de culpabilidad como de autocompasión. En ambos casos te expones a relaciones negativas.
  • Es necesario entender que un error puede cometerse en tan solo un instante, pero liberarte de sus consecuencias y de la carga emocional que representa toma tiempo y en ocasiones es necesaria la ayuda de un profesional de la conducta.

Al final, lo mas importante es reconocer tus sentimientos y actuar para liberarte. Solo así, podrás conseguir vivir en paz y armonía contigo mismo y con los demás.


Comments are closed.

Back to Top ↑
BODEGA HUM BOT