...turísticos

Bucket List: Practicar Bailes de Salón

Por: Ivelisse Agostini

Este es el quinto de nuestra serie de reportajes “bucket list” y, decidimos volver a incluirlo bajo la perspectiva de “turísticos”, debido a que la historia del baile de salón de alguna manera nos recuerda la evolución de éste a través de las culturas europea, americana y latinoamericana. Y, es que los ritmos que con el tiempo se han identificado como bailes de salón son, de hecho, representativos de la cultura de los países en donde se originan. Para muchos, incluyendo los que piensan que tienen “dos pies izquierdos”, la idea de disfrutar de la música al ritmo del baile y con una buena pareja, sin importar la edad, es un sueño bastante fácil de convertir en realidad si se pone empeño y disciplina, algo sobre lo cual comentaremos más adelante.

Pixabay. Waltz

El vals vienés fue uno de los primeros bailes de salón. Suministrada.

Comenzamos por recordar que en un principio el hombre “danzaba” de forma individual solo como una muestra de alegría o como parte de la celebración de algún ritual. En el caso de los bailes en pareja, su origen se remonta a los siglos XII y XIII con el vals vienés como protagonista, el cual, aunque parezca extraño, en un principio fue rechazado en algunos países por ser considerado algo “indecente”. La evolución musical dio origen a la proliferación de grandes salones entre la realeza y la aristocracia europea, donde las grandes celebraciones incorporaron el baile. Para el siglo XVIII el baile en parejas era un protagonista en cualquier gran fiesta, con ritmos como el vals, la polca, la mazurca y el chotis.

Como en toda manifestación artística, los pueblos adoptan sus versiones más populares y esto es lo que ocurre con la evolución del baile de salón, cuando surgen tendencias más “bohemias” y de origen latino. Bailes como el tango, la rumba, la samba, el mambo, el cha cha chá y el paso doble, combinan los bailes europeos, con los ritmos de las diferentes culturas que se mezclaron en países como Argentina, Brasil, Cuba y Méjico, por mencionar algunos. De otra parte, con mayor influencia anglosajona, en los Estados Unidos, se desarrollaban otros bailes de salón como el slow fox, el foxtroc, el swing y el quick step. Los diferentes ritmos que hoy se consideran para los “bailes de salón” toman auge a principios del siglo XX con el desarrollo de la industria del cine. En los Estados Unidos, con iconos como Fred Astaire y Ginger Rogers y en Méjico, con una variedad de artistas, el baile de salón se presenta, no solo con parejas de baile, sino en coreografías con infinidad de personas bailando la variedad de ritmos. De ahí, que el baile de salón se muestre como una forma de disfrutar la vida, tal vez mejor que cualquier otra y se convierta en meta para muchos que deciden aprender las diferentes “rutinas”.

Pixabay. Tango

Para algunos, el llamado “ball room dancing”, competir puede ser una. Sin embargo, aunque requiere entrenamiento, realmente es una forma de diversión. Suministrada.

Con la creación de las academias de baile y el desarrollo del concepto de baile de salón, surgen las competencias donde las parejas se preparan con rutinas particulares para “defender” los diferentes bailes. Mejor aún, los bailarines se hacen de atuendos vistosos que permiten ver el movimiento de sus figuras, convirtiendo estas competencias en espectáculos por los cuales el público paga. Los bailarines son evaluados por jurados de entidades reconocidas en torno a la perfección en su sincronía, movimientos rítmicos, equilibrio, postura y niveles de dificultad, entre otros detalles. Tanto ha sido el auge, que de este tipo de competencias que diferentes cadenas de TV en todo el mundo han creado programas donde, tanto aficionados como celebridades, compiten para deleite de los televidentes.

Así las cosas, no hace falta que te conviertas en un profesional del baile de salón, pero matricularte en una academia de baile y tomar algunos cursos, puede ser un objetivo que puedes añadir a tu “bucket list”. Y, es que, a través de rutinas, contando y marcando pasos, vas a disfrutar de valiosos momentos de felicidad y complicidad.


Comments are closed.

Back to Top ↑