bodega blancos
...con estilo

Extensiones de Pelo

Por: Myra Sánchez

Cuando hablamos de esmerarnos en lucir bien, las mujeres tenemos que considerar varios aspectos de la belleza, entre los cuales el cabello, es un protagonista al que hay que prestar especial atención y cuidados.

Tan real es la premisa que, desde los tiempos del antiguo Egipto, se usaban pelucas con un estilo particular semejante al que llevaba Cleopatra, como un distintivo de elegancia y estatus.

Pixabay

El paso del tiempo, incorporó postizos y hasta pelucas que llevaban el recorte de moda. Suministrada.

De otra parte, la tendencia de que hombres y mujeres llevaran el pelo largo, prevaleció por muchos años. En el caso de los hombres, especialmente entre las figuras de la realeza y las cortes y, en el de las mujeres, para lograr hacerse peinados muy elaborados que requerían una larga y abundante melena. Eso provoca el uso de pelucas como una forma de satisfacer la necesidad entre aquellos menos agraciados en la repartición de buenas caballeras. La moda la trajeron los europeos a América, algo que es todavía notable entre las figuras que aparecen en  algunos billetes y monedas de los Estados Unidos. De otra parte, el “tupé” fue creado como una alternativa para que los hombres pudieran cubrir su calvicie, algo que ahora también puede, en algunos casos, lograrse con injertos de pelo.

En el caso específico de las mujeres, entrado ya el Siglo XX, se utilizaban pelucas y “hair pieces” para hacer peinados elaborados, pero ya en los 60’s, comenzaron a salir pelucas con “estilos” de recortes y tonos de colores que se usaban como un articulo de moda. Luego, comenzaron a salir los “falls” con largas melenas, que se ponían en el tope de la cabeza con un “peine” y se utilizaban cintas anchas o algún tipo de recogido con el pelo natural, para disimular el bulto que se formaba en la unión con el “fall”. Vimos luego que se puso de moda el pelo recogido para añadir postizo largo de “ponytail”, al estilo de “Mi Bella Genio”, que con el paso del tiempo incorporó otras piezas para usarse con el pelo recogido.

Los postizos no solo llegan en colores, sino que en el caso de las extensiones, pueden teñirse. Suministrada.

Es importante destacar, que el uso de pelucas, no solo ha servido a quienes desean seguir tendencias de moda, pero como una forma de suplir la necesidad de mujeres y niños que por alguna condición o tratamiento de salud, pierden temporera o permanentemente su cabello.

Todo lo descrito anteriormente pasó por un proceso de sofisticación, en cuanto al material, a la comodidad y a la variedad de colores y estilos que se han hecho disponible. Así las cosas, en tiempos recientes, las celebridades, han auspiciado y creado tendencias con el uso de extensiones. De esta forma han logrado aumentar el largo y/o el volumen del cabello, un color o estilo particular, y lucirlos a conveniencia. Uno de los mejores ejemplos que podemos ofrecer es el de JLo. La celebridad que canta, baila y actúa, es noticia diaria en las revistas de estilos y de espectáculos, en ocasiones con varios reportajes en una misma edición, donde la vemos llevar su pelo natural recogido en un “moñito”, con un postizo de ponytail bien largo y hasta con una melena larguísima producto de extensiones. De igual forma, vemos que mediante extensiones, logra que su melena luzca tendencias de color con técnicas particulares de la moda del momento. Lo anterior, no le impide bailar, brincar y mover su cabeza y su cabellera de forma exagerada, sin que se note ni afecte el “look”.

Pexels

Se consigue llevar extensiones hasta en colores brillantes. Suministrada.

Hoy es posible adquirir extensiones de pelo natural y de buena calidad. Las hay en tonos naturales, para mechas o “tips”, y hasta en tonos llamativos como rosa, azul y violeta. Sin embargo, lo más que ha variado, es la forma de fijarlas al cabello. En cualquier caso, a mejor calidad , mayor cantidad y dependiendo de la forma de fijarlas, el costo será mayor.

Si visitas una tienda especializada en productos para el cabello, vas a encontrar la variedad de extensiones, como las de “clip”, que puedes trabajarlas tú misma y removerlas fácil y rápidamente.

Las primeras extensiones exitosas, fueron las de piezas anchas con hebra fina, que se extienden de lado a lado de la cabeza, entre las capas de tu pelo, con una cinta con adhesivo de doble lado. Estas pueden durar hasta tres meses, pero hay que removerlas con sumo cuidado para evitar que la cinta adhesiva maltrate el pelo. En la actualidad, las que más se usan, son piezas semejantes a mechones de pelo, sobre cuyas puntas se aplica una pega de queratina que se “fusiona” al pelo natural, a través de ultrasonido. A diferencia de las primeras, éstas no son reusables. Otras formas de fijar las extensiones son entretejiendo tu pelo natural con las extensiones, en cuyo caso pueden causar una presión que afecte el cuero cabelludo o usando mechas finas, que se unen al cabello natural con anillitos que a veces son muy difíciles de disimular.

Lo más prudente, es que consultes con un estilista profesional que te dé una recomendación sobre cuáles comprar y cuál será el costo por trabajarlas. Debes preguntar qué tipo de extensión elegir, la técnica que usará para fijarlas a tu pelo, el cuidado y mantenimiento que deberás dar y el tiempo de permanencia.

Para las celebridades, lograr que estos efectos sean realizados con productos de la mas alta calidad y por un experto profesional es muy fácil.  Pero en general, si te acercas a un estilista con experiencia en esta práctica, lo común es que te hagan un buen trabajo, que luzcan naturales y que no se noten. Se advierte, que hay asegurarse de comprar material de calidad pues hay historias bien desafortunadas sobre el origen del pelo que se utiliza y hasta engaños en torno a que sea natural.

Dreamstime

Las técnicas modernas para fijar las extensiones protegen más el cabello natural y duran más. Suministrada.

Para conocer sobre alguien que ha llevado extensiones, me acerqué a una gran amiga para que me diera detalles de su experiencia, la cual comparto a continuación.

“Me las he puesto dos veces, para lograr volumen, utilizando las primeras que se usaban, hace como tres años. Las compré en Miami, porque entonces eran mas económicas allí. Entre las extensiones y la cinta adhesiva, pagué como $150.  Conseguí que la estilista de una amiga me las pusiera por tan solo $75, allá.” Le pregunté si molestan y me contestó: “Al principio sí, en el cuero cabelludo, pero solo un poco y los primeros días”. Me cuenta que el mantenimiento en su caso fue el mismo champú y el mismo acondicionador que usaba de rutina y así le duraron tres meses y nadie notaba que eran extensiones.  Eventualmente se las removió una estilista local y le cobró $100. Sobre efectos en su cabello natural, me dice que como ella tiene el pelo muy fino, la cinta adhesiva provocó que se le partieran hebras de su pelo natural.

“La segunda vez, como las extensiones estaban en buenas condiciones, me las puse con una estilista en Puerto Rico, y compré el adhesivo por la internet porque se consigue de mejor calidad. La estilista local me cobró, $100 por fijarlas y $100 por removerlas, luego de tres meses”.

A mis preguntas sobre si volvería a usarlas, me dijo que encantada, pero que ahora se pondría las que se fijan con queratina porque son mejores, pero también más costosas. “Lo único es que hay que asegurarse de usar un buen estilista que se dedique a hacer este tipo de trabajo con frecuencia y tener el presupuesto porque, entre comprarlas, fijarlas y removerlas, puede costar, dependiendo de la cantidad de mechones, desde $500.” Confirmamos que en efecto, ese es el punto de partida promedio en costo, luego de llamar a varios lugares, si quieres calidad.

Todo sea por la belleza…


Comments are closed.

Back to Top ↑
Segura Viudas EST BOT