bodega ALAMOS TOP
...con estilo

El Importante Placer de Dormir

Por: Myra Sánchez
editorial@placerespr.com

Disfrutar de agradables horas de sueño debe ser un gran placer, por encima de cualquier otro. Y, es que dormir bien, además de ser maravilloso, impacta nuestra salud, nuestro estado de ánimo y nuestras capacidades físicas, intelectuales y profesionales. Sin embargo, el “estrés”, las preocupaciones y un sinnúmero de circunstancias provocan que no podamos dormir bien. De otra parte, existen condiciones que impiden la posibilidad de dormir bien, como la Apnea, de la cual hablaremos en un próximo reportaje.

Dormir de lado, en posición fetal es la postura ideal y requiere una almohada con mayor grosos, firme o semi-firme. Suministrada: CC0 Creative Commons.

En general, mientras dormimos, estamos inconscientes, pero nuestro cerebro sigue activo ocupándose de procesos necesarios para lograr un mejor equilibrio mental y físico, que solo se logra a través del reparador sueño. Con un mínimo de por lo menos 4 horas de buen sueño, una persona puede lograr completar un ciclo completo de las 5 etapas de sueño, 4 de NO REM y 1 de REM. Estos ciclos se repiten durante el tiempo total que dormimos y son indispensables para que al despertar la persona esté alerta y de buen ánimo. De hecho, la privación de sueño puede provocar falta de concentración y memoria, así como un estado de ánimo alterado o irritable. Así las cosas, ahora que comienza el curso escolar, tanto niños como jóvenes que estudian deben asegurarse de dormir suficientes horas y de forma adecuada para lograr mejor concentración y ánimo para estudiar.

Reglas de Oro para un buen dormir:

  • Trata de crear una rutina en torno a la hora de acostarte, o sea, hazlo más o menos a la misma hora y con el propósito de dormir.
  • Evita los excesos de cafeína, alcohol y tabaco porque todos provocan dificultad para conciliar el sueño. Mientras más cercano sea el consumo de estos estimulantes a la hora de dormir, peor será. El mismo efecto tendrán comidas pesadas, grasosas o irritantes.
  • El ejercicio es recomendable por diversidad de razones de salud. En el caso del sueño, es ideal para que el cuerpo luego necesite descanso, pero, debe hacerse con bastantes horas de anticipación a la hora de dormir. De hecho, se recomienda que antes de acostarse se hagan rutinas de relajación como pueden ser leer, escuchar música y hasta rezar.
  • Se dice que alguna exposición al sol durante las horas del día hace mucho bien.
  • Asegúrate de disponer de un ambiente confortable: colchón, almohada y otros elementos adecuados; sin ruido; sin luz; con buena temperatura.

Elementos para un “buen dormir” para todos:

Pixabay - Sleeping children

Dormir bien afecta la concentración y la memoria y para lograrlo deben seguirse algunos consejos. Suministrada

  • El dormitorio debe lucir y ser agradable para el descanso, aunque disponga de otros detalles para otros propósitos.
  • De igual forma, la ropa para dormir debe ser cómoda. La ropa debe estar libre de elásticos u otras texturas que puedan molestar su piel o su cuerpo.
  • Darse un baño a la hora de dormir es aconsejable, particularmente si lo disfruta de forma relajada.
  • Un buen ambiente y los elementos correctos para el descanso, son necesarios para dormir bien. Suministrada: CC0 Creative Commons.

    El colchón debe ser confortablemente firme. Un colchón que no sea firme, puede resultar agradable al comienzo, pero evita las posturas correctas para el cuerpo y termina produciendo cansancio físico y hasta dolores, especialmente de espalda. Si son de los que  pasan la noche moviéndose de un lado a otro, es probable que el colchón no sea el adecuado el cuerpo se mueve buscando una posición diferente debido a que no está cómodo. Se dice que el colchón ideal debe ser el semi-firme.

  • La almohada: Se dice que la mejor forma de dormir es de lado, en posición fetal y para esta postura se recomienda la almohada un poco más alta y firme. La almohada de altura (grosor) y firmezas media es la más recomendable y adecuada para quienes cambian frecuentemente de postura. Para quienes duermen “boca arriba” o “boca abajo”, la elección debe ser una almohada blanda y fina que no afecte la alineación de la columna vertebral.
  • En cuanto a los materiales de almohadas se refiere, la selección es variada y va desde alternativas en poliéster, que son las menos recomendables; con plumas que son flexibles, pero pueden producir alergias, en cuyo caso pueden escogerse imitaciones; “memory foam”, cuando son de la mejor calidad, son excelentes para la postura cervical y porque evitan los ácaros; y, las de lana o algodón, que son más firmes, pero buenas para evitar alergias y ácaros.  Importante por demás, será que la almohada que escojas se lave entre 1 y 3 veces cada trimestre, pero en el ínterin debe sacudirse con frecuencia y su funda y protectores lavarse 1-2 veces por mes.
  • Las sábanas y frisas deben ser escogidas de acuerdo a los mejores materiales que puedas pagar, pero considerando la temperatura del dormitorio. En nuestro clima las temperaturas tienden a ser cálidas por lo que debemos considerar materiales frescos y livianos, a menos que dispongamos de un aire acondicionado que realmente enfríe el espacio. En este último caso, un buen comforter, pero liviano y de un material fresco es perfecto. Pensar en utilizar de forma permanente un comforter pesado y de material caliente nunca es recomendable en nuestro clima, aun cuando disponemos de aire acondicionado.
  • Otro detalle a considerar en torno a las sábanas, es si duermes acompañada porque uno u otro puede necesitar la sábana para sí solo. Antes de emprender una batalla nocturna para arroparte, mejor es que cada uno disponga de la que más le guste, en cuyo caso, debes escoger una de uso individual en un tamaño pequeño que puedes mantener guardada hasta la hora de dormir.

Luego de estos consejos te aseguramos que, a menos que padezcas de algún trastorno relacionado con el sueño, vas a lograr dormir feliz. ¡Qué mayor placer que despertar de un sueño reparador! De esos que nos hacen lucir y sentirnos mejor.  Por eso, nuestros mejores deseos son que tengas ¡Felices sueños!


Comments are closed.

Back to Top ↑