...humanitarios

Vale la Pena Ser Gentil

Por: Myra Sánchez

Si te pidiésemos que hicieras un análisis sobre el trato que das a las demás personas, tal vez sería necesario que repasaras la siguiente lista:

  • ¿Saludas con agrado y das los buenos días a tu familia cuando te levantas?
  • ¿Agradeces cualquier detalle que tienen contigo por la mañana o te dedicas a quejarte por lo que no han hecho?
  • ¿Sigues las reglas de tránsito cuando te diriges o regresas del trabajo?
  • ¿Saludas con agrado y sonríes a las personas que vas encontrando o con las que te comunicas mientras va pasando el dia?
  • ¿Solicitas ayuda “por favor” y das “las gracias” a otras personas.
  • Si ves a alguien que necesita ayuda que se te facilita dar, ¿lo ayudas?
  • Cuando alguien te habla, ¿Lo atiendes enseguida, lo miras de frente y le dedicas atención inmediata?
  • Cuando tienes que contestar alguna comunicación escrita, ¿comienzas saludando y te despides dando las gracias?
  • ¿Guardas silencio mientras otra persona habla y evitas interrumpirla?

La lista anterior no se trata de ser educado solamente, se trata de cortesía, de que aunque las demás personas no correspondan estas actitudes positivas, ser gentiles en el trato hacia las demás personas, siempre será bueno. En ocasiones, estos buenos gestos pueden hacer la diferencia en el día de la persona a quien van dirigidos, ofreciendo un poco de luz en cualquier  panorama sombrío. Mejor aún, para aquellos que siempre esperan reciprocidad, en muchos casos será motivo de distinción y de que se abran puertas para ti, donde a otros les son cerradas.

En la práctica, cuando actuamos con cortesía, lo usual es que surja de nosotros una sonrisa que no solamente será agradable para otras personas, si no que alimenta nuestro espíritu y contribuye a un buen estado emocional personal .

Ser gentiles y amables habla también de valores. Y, es que cuando actuamos con gentileza, transmitimos amor y se estimula en nosotros el deseo de ayudar.

Al final, aunque hayan personas a quienes, a pesar de todo, no les motive corresponder a nuestra amabilidad, de todas formas con el buen trato habremos demostrado ser educados. Sin embargo, para aquellos que aprecian este valor, será motivo de alegría y muchos habrán de agradecértelo con alguna muestra de cariño.

Por ti y por los demás, siempre vale la pena ser agradable.


Comments are closed.

Back to Top ↑