val de oca turis top
...turísticos

Viaje a través de la música

Por: Myra Sánchez

Estamos precisamente en el momento en que se cancelan infinidad de vuelos y travesías en cruceros por la nueva cepa/variante del COVID 19, la Ómicron. No solo esto afecta nuestras posibilidades de viajar, sino que presumiblemente nos vuelva a obligar a acuartelarnos para evitar contagios.

Ante esa disyuntiva, tenemos que buscar formas de viajar, esta vez a través de recursos que enriquezcan nuestra mente y espíritu, comenzando con el arte musical y la posibilidad de aprender a tocar algún instrumento. De hecho, existe el tipo de Turismo Musical, a través del cual, personas coordinan sus viajes para ver conciertos de intérpretes u orquestas de diferentes géneros, tanto populares como clásicos. En ausencia de poder viajar en estos momentos, se nos ocurre que podemos crear la música y escoger algún espacio en lugar de estudio y práctica para tocar algún instrumento musical.

Aprender solfeo o “lenguaje de la música” es recomendable antes de comenzar a tomar cursos para tocar instrumentos. Foto: Suministrada.

Personalmente puedo dar testimonio de que uno de mis hijos aprendió a tocar la guitarra solo y llegó a tocar con grupos. Con buen dominio del instrumento, decidió tomar clases de guitarra clásica con el maestro Sorroche, un virtuoso de esta disciplina, quien le reconoció el talento, pero le advirtió que el único problema de que hubiese aprendido solo es que se “cogen malas mañas”, que debían pulirse para alcanzar la perfección. A partir de ese esfuerzo, se convirtió en un buen músico, capaz de acompañar momentos de soledad y de alegrar más de una fiesta familiar.

Se dice que, idealmente, el primer paso en este recorrido es aprender solfeo, o sea, conocer el “lenguaje de la música”. Sin embargo, hoy es posible aprender a tocar algún instrumento a través de cursos virtuales y se sabe que entre los más fáciles se encuentran el Ukulele (guitarrita con cuatro cuerdas que usan los hawaianos); la harmónica; el cajón que vemos mucho en rumbita flamenca, pero cuyo origen de atribuye al Perú; la guitarra clásica; el bajo eléctrico y el piano. En cualquier caso, hace falta compromiso, dedicación y práctica y algo de ritmo.

La práctica hace la perfección. Suministrada.

Por dar un ejemplo, un principiante que comienza a aprender a tocar la guitarra y dedica unas dos horas diarias a entender y practicar lo enseñado, en un mes podría estar tocando algunos acordes y en solo meses podrá tocar alguna que otra canción. Así mismo puede suceder con las clases de piano (o teclado) si te aplicas, en un mes, conociendo algo básico de solfeo y dedicándole tiempo, puedes estar tocando alguna pieza sencilla. Algunos creen que se necesita comenzar desde niño, pero no es un requisito y a veces es con la madurez que se entiende mejor la necesidad de dedicarse a ello de forma placentera.

Aprendiendo a tocar un instrumento podrás comenzar una aventura donde a través de la música viajarás a los ritmos que caracterizan épocas y culturas que muy probablemente traerán recuerdos agradables a tu mente. Mejor aún, tendrás compañía en tus momentos de soledad y una forma productiva de entretenerte. Y, si en verdad te apasiona descubrir que puedes producir algo tan maravilloso que hasta puede cambiar el estado de ánimo de las personas, tal cual ocurre en un viaje. Así, de repente y por añadidura, un día eres el invitado especial en cada fiesta, a la que llegarás acompañado de tu instrumento, para guiar a otros a viajar a través de la música.

La música de jazz es una que atrae mucho al público en los Estados Unidos y curiosamente en sitios como Praga y Londres. Suministrada.

Destinos frecuentes de los amantes de la música

Entre los amantes de la música clásica, el lugar más frecuentado es Viena, en Austria, así como otras ciudades en Alemania. Sin embargo, este mismo grupo de personas, por lo general, sigue los itinerarios de los grandes cantantes y las grandes orquestas y planifica en base a ello, visitando con mayor frecuencia Europa y los Estados Unidos y hasta pagan como “abonados” para ver series de conciertos. Esto último es privilegio de élite.

El ritmo musical de algunas culturas ha trascendido fronteras, pero los destinos mas visitados por motivo de su música o de sus intérpretes son, entre otros: Liverpool, en Inglaterra (por los Beatles) y el mismo Londres por las salas donde presentan excelentes musicales; Rio de Janeiro, Brasil (tanto por su samba como por el bosa nova y su carnaval) y por supuesto, Argentina por su tango. En los Estados Unidos: New Orleans y Chicago por el Jazz; Nashville, por ser la cuna de su música country y, por supuesto, Nueva York, que aparte de ser “la meca” donde se  presentan los más famosos musicales, también cuenta con recintos especiales para presentar orquestas de todo el mundo. Y, no podemos dejar de mencionar que hay festivales en diferentes lugares del mundo que reúnen infinidad de personas que asisten todos los años, así como que existen fanáticos que siguen a sus ídolos donde quiera que van.

Al final, sea porque decides aprender a tocar un instrumento, o que a futuro viajaras a destinos por motivos de concierto, la música es un fantástico medio capaz de transportarte a cualquier tiempo y cualquier lugar.


Comments are closed.

Back to Top ↑
bodega bottom banner TURIS