bodega ALAMOS TOP
...con estilo

Como ha cambiado la Vida de la Mujer

Por: Ivelisse Agostini

A mi “temprana edad” me siento con alguna autoridad para hablar de los cambios que ha experimentado la vida de la mujer puertorriqueña de clase media, en las ultimas décadas. El tiempo y las circunstancias se han encargado de que sigamos siendo madres y esposas, pero ahora convertidas en profesionales, la mayoría ya no tan abnegadas, pero siempre pendientes a todo lo relacionado con el bienestar de los hijos. También se ha encargado el tiempo de que no existan solteronas, si no mujeres independientes que prefieren estar solas y lograr objetivos personales de acuerdo con sus intereses particulares y de que, aunque todavía exista la desigualdad, se haya dado algún progreso.

Pixabay

La educación ha tenido mucho que ver en abrir puertas para la mujer. Suministrada

Desde la perspectiva generacional, soy hija de una mujer de la generación “silenciosa”, una dama maravillosa que, como todas en aquel entonces, callaban y “tapaban el cielo con la mano” porque solo se decía lo que se podía contar por recto y moral y por no dar lugar a murmuraciones.

Nacida en la segunda mitad del Siglo XX, soy “baby boomer”, pero no del “rock’n roll y los “Beatles”, sino de la buena época de la música Disco que nos alegraba la vida mientras The Carpenters nos la entristecía, por mencionar algunos. Tiempos en que lo latino era la “salsa gorda” y la balada llegaba de Europa, México y Suramérica con ABBANino Bravo, Julio Iglesias, Raphael, Camilo Sesto, Rocío Dúrcal, Paloma San Basilio y la Jurado, mientras surgía con fuerza la canción de protesta muy ligada a Serrat, Facundo Cabral, Mercedes Sosa y Milanés y nuestro Roy Brown. Lo más romántico del Sur, llegaba de Sandro, Roberto Carlo y Alberto Cortés, mientras en Puerto Rico Danny Rivera y Lucecita llenaban conciertos y nacía con fuerza la nueva trova local, de manos de Moliendo Vidrio y Haciendo Punto en otro Son.

Eran tiempos en que se hablaba de paz y amor, de astrología, pero también comenzaba el abuso con las drogas. La mayoría de las mujeres estudiaban para convertirse en maestras, secretarias, tecnólogas y trabajadoras sociales, e incursionaban en alternativas de administración comercial y comunicaciones. Apenas unas pocas se atrevían a cruzar a las profesiones “masculinas”, pero ya había abogadas y doctoras de renombre y mujeres que aspiraban a puestos políticos con algún éxito. Entonces, eran muchas las que crecían profesionalmente por esfuerzo y talento y las oportunidades surgían muchas veces al moverse a puestos que ni siquiera tenían relación con lo estudiado. Esta realidad y la influencia americana, fue promoviendo el surgimiento de otras carreras y más estudios post grados, lo que nos llevó a aconsejar a nuestra descendencia que siguieran estudiando para lograr mejores oportunidades y avanzar más rápido.

La música siempre ha sido un elemento importante en cada cambio generacional. Suministrada.

En mis mejores momentos como profesional de ventas publicitarias, cuando había alcanzado posiciones ejecutivas, siempre el superior era un varón, pero toda la fuerza que sostenía los negocios era predominantemente femenina y, en el caso de ventas, también eran las más productivas y responsables. Mejor aún, lo usual era que tuvieran, por lo menos bachillerato y lo frecuente, que estuvieran estudiando algún grado superior. Nunca olvidaré una conversación con un director de recursos humanos de una empresa que me indicó que evitaba reclutar mujeres divorciadas porque siempre tenían problemas personales o con sus hijos. Mi asombro no pudo evitar decirle que mi experiencia era todo lo contrario, que siempre se fajaban más y que, aunque tuvieran que reponer horas, lo común era que cumplieran y hasta excedieran nuestras expectativas. Y, es que, también el tiempo había provisto para que fueran en aumento los divorcios, con muchas mujeres que tenían que separarse y convertirse en jefas de familias, responsables de la mayoría de los gastos y necesidades de sus hijos.

La fuerza laboral femenina se ha incrementado a todo nivel y cada vez son mas las mujeres que obtienen grados académicos mas altos y con mejores calificaciones.  Basta con asistir a una graduación, para ver que la mayoría son mujeres, especialmente en los niveles de post grado, en cuyo caso ya algunas son madres. De hecho, es un fenómeno que simultáneamente el grupo de jóvenes que abandona la escuela antes de terminar estudios sea del sexo masculino.

Pixabaiy

El progreso a nivel profesional se ha visto marcado en la medida en que la mujer se ha educado más, Suministrada.

Lamentablemente, aun con tantos logros obtenidos por la mujer, que incluyen innumerables puestos de liderato en empresas y triunfos a todo nivel, hasta dirigir gobiernos en varios países, el mundo sigue siendo de los hombres. Lo anterior lo prueba el hecho de que siguen siendo los mejores remunerados, aun ocupando los mismos puestos, y los que siguen logrando las posiciones de mayor jerarquía. De otra parte, es muy común que, del lado del éxito masculino hay siempre una mujer, sea su pareja que lo ha ayudado en sus logros o la fuerza que en una posición inferior logra las metas por cuyo éxito es reconocido y mejor remunerado su jefe.

Las buenas noticias es que hemos ido madurando y dejando atrás los complejos que antes evitaban que fuésemos solidarias entre nosotras. Hay que ver como en este complicado momento económico han surgido infinidad de proyectos de mujeres para apoyar a mujeres a que logren sus metas profesionales y empresariales. Mejor aún, en la práctica, estamos demostrando valentía, tesón y la disciplina que nos ha llevado a muchas a triunfar en nuestros emprendimientos.

Se anticipa que el Siglo XXI es el de la Mujer y se piensa que esto se circunscribe al liderato en el aspecto profesional. Me atrevo a decir que será aún mejor… que lograremos el balance necesario haciendo todo lo que nos toca, con la sabiduría y la sensibilidad de siempre dar prioridad a la familia, si la tenemos y disfrutar de la vida, trabajando para vivir y no viviendo para trabajar.

Es mucho lo que podemos decir sobre este tema y que, evidentemente, dependiendo de la cultura y el nivel social, la historia puede ser distinta, pero en la medida en que la mujer avance, podrá influenciar en el cambio y progreso general.


Comments are closed.

Back to Top ↑