bodega ALAMOS TOP
...con estilo

El 1,2,3 del Cáncer de Próstata

Por: Myra Sánchez

Estamos en el mes de la concientización del Cáncer de Próstata y es probable que desconozcas que éste es el tipo de cáncer más frecuente entre los hombres, luego del cáncer de piel, particularmente en los Estados Unidos y el Caribe. Si este dato te sorprende, solo tienes que pensar que, aunque los hombres no se sienten cómodos en compartir esta experiencia, debes conocer familiares y amigos que hayan sido diagnosticados con este mal. En nuestro caso, conocemos casos que lo han superado por el resto de sus días; otros que luego de un tiempo han sido diagnosticados con otro tipo de cáncer, y, desafortunadamente, algunos que han fallecido jóvenes por no aceptar tratamientos médicos especializados.

Prevención

No existe forma de prevenir el cáncer de próstata, sin embargo, una buena alimentación y la práctica frecuente de ejercicios siempre será favorable. A tales efectos, mantener buen peso, evitar el alto consumo de lácteos, de azúcar y de harinas procesadas es recomendable para personas en riesgo, que de otra parte deben tratar de consumir más frutas y vegetales. Se estudia si el consumo de soya, así como el de algunas vitaminas puede también ser favorable. Ya diagnosticado, el cáncer de próstata requerirá un tratamiento agresivo entre varias alternativas que presentará el médico especialista (urólogo), ya que llegado este momento nada “natural” será suficiente para evitar su propagación.

Pixabay - Lab

La prueba más común es la de medir el antígeno prostático en sangre (nivel de PSA). Suministrada.

Factores de Riesgo

La posibilidad de que un hombre padezca de cancer de próstata puede estar relacionada con algunos factores de riesgo, aunque puede no tener ninguno y padecerlo o tenerlos y no padecerlo. Sin embargo, algunos estudios han arrojado que este cáncer es más frecuente en los siguientes casos:

  • Herencia – Igual que sucede con otros tipos de cáncer, no es raro que este pueda repetirse entre padres e hijos y entre hermanos. Sin embargo, puede no haber herencia y padecerlo debido a otros factores.
  • Edad – En casos en que existan factores de riesgo, se debe comenzar a hacer pruebas de detección cercanos los 40, pero todo hombre debe hacerse estas pruebas antes de los 50 años, edad en que se ve el aumento en número de diagnosticados.
  • Raza – Las estadísticas hablan de que, entre los hombres estadounidenses y caribeños, el cáncer de próstata es más frecuente y a mas temprana edad entre los de origen africano. Curiosamente entre los americanos de raza blanca, aquellos de origen hispano u oriental, no se encuentran entre los grupos de mayor incidencia. De hecho, entre los asiáticos/orientales es menor la incidencia de cáncer de próstata.
  • En observación y bajo estudio, sin que se reconozcan como factores de riesgo, se encuentran:
    • Obesidad – Se han visto casos en que en el caso de hombres obesos, este cáncer se presenta agresivo.
    • Prostatitis – Biopsias con resultados de tumores cancerosos se ven con alguna frecuencia en próstatas inflamadas.
    • Enfermedades de Transmisión Sexual – Pacientes que han padecido de algunas de estas enfermedades presentan próstatas inflamadas que pueden alojar tumores cancerosos.
    • Vasectomía – Se estudia si la cirugía de esterilización masculina puede estar relacionada con el cáncer de próstata.
    • Alimentación y exposición Ambiental – Se estudia si el consumo de derivados de la leche y el de calcio, aumenta las probabilidades de este cáncer. De igual forma, se estudia  si el riesgo aumenta por fumar; entre los que se exponen a ciertos químicos y hasta entre los que practican ciclismo frecuentemente.

Detección y Pruebas

MRI

La tecnología ha avanzado para una mejor detección del cáncer de próstata. Suministrada.

Como ocurre con otros tipos de cáncer, detectar el cáncer de próstata en una etapa temprana puede ofrecer mejores opciones en torno al tratamiento. Evidentemente, que el factor edad es muy importante, pues en un hombre joven la enfermedad puede presentarse más  agresiva. De ahí que se sugiere que las pruebas de detección comiencen cercanos los 40 años.

La prueba más común es la de medir el antígeno prostático en sangre (nivel de PSA), la cual se hace a través de una prueba de sangre. Mientras más alto es el nivel de PSA, que se mide en nanogramos por mililitro (ng/mL), mayor es el riesgo. La mayoría de los especialistas consideran que un resultado de 4ng/mL o mayor, es indicativo de que hay riesgo y de que se deben hacer otras pruebas. Algunos médicos, podrían recomendar repetir o hacer otras pruebas a partir de 2.5 ng/mL, particularmente si el paciente presenta un cuadro con otros factores de riesgo. Medir los niveles de PSA en la sangre se puede hacer desde diferentes parámetros para arrojar más información.

El seguimiento puede incluir que el especialista decida palpar la próstata de forma rectal, en cuyo caso puede detectar si el tamaño de la próstata es adecuado, si está dura o blanda y notar cualquier anormalidad posible en el área disponible al tacto.  Unas y otras pruebas pueden llevar al especialista a sugerir la opción de una biopsia, ante la sospecha de que exista un posible tumor.

En el pasado solo existía la biopsia clásica guiada por ecografía, en la que luego de sedar al paciente, se extraían varias muestras a través del recto, mediante una aguja de punción, las cuales luego se sometían a patología. Este tipo de biopsia puede o no acertar el lugar donde haya alguna lesión cancerosa, por lo cual puede arrojar un falso negativo. En estos casos, si el PSA se mantenía alto, volvía a repetirse la biopsia. Afortunadamente, la tecnología ha avanzado y existen lugares especializados que ofrecen la Biopsia perineal guiada mediante Fusión (combina ultrasonido y resonancia magnética). Este examen permite que se extraigan muestras solamente de las zonas sospechosas, incluyendo en zonas prostáticas poco accesibles cuando se usa la técnica clásica. Según los resultados de un estudio realizado por el Instituto Nacional del Cáncer de los Estados Unidos, con la biopsia de fusión se diagnosticaron un 30% más de tumores agresivos que con la biopsia clásica.

Tratamientos

Pixabay - Daughter Happy Father

Una detección temprana y seguir las recomendaciones adecuadas del experto especialista, puede hacer la diferencia en la vida de un paciente. Suministrada.

Confirmada la existencia de cáncer prostático, es recomendable tratar su caso con un urólogo experto en patología prostática y en Puerto Rico hay excelentes. Dependiendo de los hallazgos, el médico recomendará alternativas de tratamiento, sobre las que no abundaremos para que sea el especialista en cada caso particular el que explique el tratamiento, la razón de la recomendación y posibles expectativas y efectos. Entre las opciones de tratamiento incluidas en la página de la American Cancer Society https://www.cancer.org/ se encuentran:

  • Monitoreo de la enfermedad
  • Cirugía
  • Radioterapia
  • Crioterapia
  • Terapia Hormonal
  • Quimioterapia
  • Inmunoterapia
  • Tratamiento si hay metástasis en los huesos (más común)

En el caso de que el especialista recomiende una prostatectomía radical, el paciente debe entender que existe mayor riesgo de propagación y que, aunque pueden darse efectos secundarios como disfunción eréctil e incontinencia urinaria, cada caso es diferente. En muchos casos la incontinencia se reduce/elimina con el tiempo y en torno a la disfunción eréctil, el especialista puede recomendar alternativas para ayudar al paciente a lograr una vida sexual saludable. De otra parte, sea cual sea el tratamiento recibido luego del diagnóstico, incluyendo cirugía, será necesario continuar monitoreando los niveles de PSA, entre otras recomendaciones.

Un diagnóstico de cáncer no es una noticia agradable para nadie, pero la actitud del paciente y el apoyo de sus familiares es determinante para poder recibir el mejor tratamiento. En aquellos casos en que se recomienda una cirugía radical para evitar su propagación, surgen temores que en ocasiones provocan que el paciente no acepte seguir esta recomendación. A ellos les decimos, que son muchos los que agradecen haber tomado a tiempo la decisión, porque esto les ha permitido vivir para ver algunos sueños realizados y/0 ver a sus hijos y nietos crecer.

NOTA: Para este reportaje se utilizó como referencia el sitio de Internet de la American Cancer Society: https://www.cancer.org/


Comments are closed.

Back to Top ↑