DO RIBERA SAB TOP
...con sabor

El Asopao Puertorriqueño

Por: Ivelisse Agostini

Luego de dedicarle al Mofongo un reportaje como el plato que locales y visitantes entienden es el más emblemático de la cocina puertorriqueña, en esta ocasión hablaremos de otro preferido: el asopao. Aunque muchos prefieren consumir este sopón en días de lluvia o con algún frío, la realidad es que como pasa con el vino tinto, aquí se come asopao hasta con calor. De otra parte, este plato representa una excelente opción para tenerlo listo para consumirlo al final de alguna reunión entre familia o amigos donde se haya consumido alcohol. Tan real es esto, que recuerdo como mi casa era el lugar donde se reunían todos los amigos de mis hijos a ver las peleas de boxeo de Tito Trinidad y al final celebrábamos con el rico asopao que yo preparaba con ingredientes frescos con la ayuda de algunas amigas. Con el tiempo aprendieron a prepararlo solas. Asimismo, ya es tradición que en las celebraciones de fin de año, hasta de los grandes salones de hoteles, llegadas las 12:00 se sirva un sabroso asopao.

Sabemos que te vamos a sorprender al decirte que, en teoría, nuestro sabroso “asopao”, surge como una variante de la paella española, durante los últimos tiempos de la colonización.  De hecho, desde entonces era uno de los platos emblemáticos del famoso restaurante La Mallorquina en el Viejo San Juan, que abrió sus puertas en 1848. Y, es que la receta del asopao consiste en una sopa caliente con mucho arroz, menos caldosa que otras sopas y de alguna manera parecida a como luce la paella antes de que se seque el líquido antes de servirla.

Nuestro asopao original se cocina con pollo, idealmente completo, pero sin piel. De hecho, en el pasado muchos consumían el asopao con “gallina” y recuerdo que todavía una niña, yo ayudaba a mi abuelita a prepararlo, de tal forma que a veces encontrábamos los huevos en proceso de formación cuando ella la troceaba. Como antes se compraban los pollos vivos, se echaban todas las partes en la olla, incluyendo las patas y había quienes se las comían con gusto. La verdad es que como en todo guiso al hervir, las piezas con hueso son las que más gusto proporcionan.

Adicional al pollo sazonado y al arroz, el sofrito clásico de un buen asopao debe incluir un pedazo de jamón de cocinar con hueso, ajo triturado o machacado, cebolla, pimiento verde, pimiento morrón, alcaparras, cilantro y cilantrillo, cubito de pollo en polvo, sazón en polvo con culantro y achiote, salsa de tomate y sal a gusto (al final).

Como otros platos de nuestra cocina puertorriqueña, la receta original ha evolucionado y hoy muchos le añaden gandules verdes y “bollitos” de plátano, cuando está casi listo. Además, hay quien prefiere prepararlo con mariscos, tales como camarones o langosta.

Por mi parte, al igual que mi abuelita, he convertido en tradición servirle asopao de pollo a mis nietos y a ellos les encanta. Por eso, continuación, les facilito mi versión de la receta para que ustedes hagan lo mismo:

Ingredientes

  • 1 pollo (de aproximadamente 3 libras), cortado en pedazos y sin piel o su equivalente en caderas y/o pechugas d
  • Adobo al gusto
  • Aceite de Oliva Puro para el sofrito
  • 1 pimiento verde, picadito
  • 1 cebolla mediana (proporcional al tamaño del pimiento) picadita
  • 2 oz. de jamón de cocinar picado en pedazos pequeños (si tiene un hueso, añadirlo)
  • 1 cda. de ajo triturado o 3 dientes de ajo fresco machacado
  • 1cdta. de vinagre de manzana
  • 1 lata pequeña de pimientos morrones (sin el líquido)
  • 1 cdta, de alcaparras (capers)
  • 7 ramitas de culantro fresco
  • 1 puño de cilantrillo fresco picado
  • 1 sobre de cubito de pollo en polvo
  • 1 sobre de sazón con culantro y achiote
  • 1 lata Salsa de Tomate
  • 1½ taza de Arroz de Grano Mediano o 1 de grano larlgo

Procedimiento

  1. Retire la piel del pollo, lave, corte en trozos, adobe y ponga deje reposar en un envase.
  2. Ponga el arroz en un envase con agua para que ablande un poco.
  3. Utilice una olla o caldero grande donde vaya a hacer el asopao para calentar el aceite con el jamón y el ajo y sofría a fuego mediano.
  4. Añada la cebolla, el pimiento, los pimientos morrones, las alcaparras, el cubito, el sazón en polvo, el vinagre y la salsa de tomate y deje que sofrían a fuego mediano. Cuando comience a ablandar la cebolla, añada el pollo trozado y déjelo por unos siete minutos, volteando las piezas.
  1. Añada 8 tazas de agua a la olla (o 10 si le gusta menos espeso), mueva los ingredientes y derrame el cubito en polvo y el sazón. Suba la temperatura a fuego medio-alto y cuando hierva, cocine por unos 15 minutos (puede ser con la olla tapada).*
  2. Elimine el agua del envase con el arroz, derrame el arroz en la olla con los demás ingredientes y revuelva.
  3. Añada el culantro y el cilantrillo.**
  4. Baje el fuego a medio o medio bajo y cocine hasta que el pollo esté bien cocido y el arroz haya ablandado, uno 20-25 minutos. Revuelva ocasionalmente y verifique si necesita añadir más liquido o alguna cantidad adicional del ingrediente de preferencia, incluyendo ajo y sal o una porción de cubito en polvo adicional, pero no se exceda en sal.
  5. Sirva acabadito de hacer con unos buenos tostones.
  6. Tenga disponible pique para aquellos que deseen echarle a su plato personal, luego de haberlo servido de forma individual.

   *Puede calentar el agua con el contenido del sobrecito de sazón en polvo y el de cubito en polvo en una olla aparte y derramarla calientita sobre la olla grande.

**Este es el momento de añadirle los bollitos de plátano, que se hacen guayando el plátano verde (del lado de las lagrimitas del guayo), sazonadas a gusto.


Comments are closed.

Back to Top ↑