bodega blancos
...con estilo

Estilos de Vida con Amazon y la Internet

Por: Myra Sánchez
editorial@placerespr.com

Agraciadamente, la pandemia por el COVID-19, no ha afectado los suministros de comestibles ni medicamentos en la Isla. Sin embargo, hemos visto como en materia de artículos personales y del hogar, no existe la misma disponibilidad de marcas que veíamos regularmente. Todos sabemos que lo anterior, es debido a la demanda vs. la baja producción en algunos renglones, precisamente por el problema de salud que padece el mundo entero. No debe entonces sorprendernos que la mayoría de las personas estén haciendo compras online.  A tales efectos, existe una probabilidad muy alta de que cuando le preguntes a una persona sobre su sitio preferido para hacer compras por la Internet, te conteste que Amazon.com. Las razones para ello son muchas, pero reposan sustancialmente en la variedad y calidad de las alternativas de mercancía que tienen para escoger, sus precios y su excelente servicio al cliente.. Y, es que, a pesar de que no podemos disfrutar de la misma rapidez en entregas que ofrecen en los Estados Unidos continentales, de todas formas, los precios son muy razonables y, luego de demoras por la demanda de los primeros meses, ya han logrado retomar los términos de tiempo acostumbrados. La realidad es que en este lado del mundo, hasta ahora, nadie ha podido superar el inventario y servicio de Amazon, ni siquiera Ebay.

El fundador de Amazon fue Jeff Bezos, nacido en Nuevo México, en los Estados Unidos, quien al momento de este reportaje cuenta con apenas 56 años. Egresado de la prestigiosa Universidad de Princeton, Bezos estudió ingeniería electrónica y ciencias de computadoras. En sus comienzos, trabajó como programador, para luego convertirse en analista financiero en una empresa afiliada a Wall Street. Eventualmente decidió crear un catálogo de libros por Internet bajo otro nombre. Para entonces, él y su entonces esposa de muchos años, despachaban desde su casa las órdenes, que luego entregaban ellos mismos al correo para su correspondiente envío. El éxito fue inmediato y en menos de un año cambiaron el nombre a Amazon, solo porque era fácil de encontrar por los motores de búsqueda. Bezos está desde hace años en la lista de los hombres más ricos del mundo, gracias al sinnúmero de iniciativas que ha seguido lanzando en su plataforma y a su arduo trabajo, que incluye hasta monitorear personalmente detalles de servicio al cliente. De otra parte, es uno de los poderosos involucrados en los proyectos relacionados con el espacio a través de la compañia Blue Origin, que también fundó en el año 2000. Bezos piensa que la sobrepoblación mundial y la contaminación están provocando escasez y destruyendo nuestro planeta y que tenemos que buscar alternativas fuera del mismo, tanto desde la perspectiva de poder vivir en otro lugar, como de la posibilidad de establecer plantas de producción.

El dueño de Amazon comenzó con un catálogo de libros por Internet. La plataforma hoy incluye, entre otros servicios, a Kindle para lectura de libros en formato digital. Foto: CCO Creative Commons

Amazon es hoy un recurso que se utiliza sobre todo en los Estados Unidos, pero con fuerte presencia directa en Alemania, Canadá, China, España, Francia, Italia, Japón y Reino Unido, pero capaz de servir en casi todos los países del mundo.

El crecimiento y auge de Amazon va de la mano con la avanzada en tecnología, en lo fácil que es la experiencia de compra y en que este canal de ventas que tiene al consumidor como beneficiario final, está a la vanguardia en los servicios de interés modernos. Amazon trabaja con suplidores de productos de diseño de las marcas más prestigiosas; con los que mercadean pequeños empresarios especializados, y con empresarios que utilizan a Amazon como eje desde donde venden sus productos. Por ello, su inventario de ventas por Internet abarca mucho más que sus originales libros, que hoy se pueden adquirir también de forma digital por su plataforma de Kindle; con todo lo que pueda encontrarse en una gran tienda por departamentos como ropa, calzado, joyería, etc., y con casi todo lo que en algún momento podamos necesitar, como artículos de belleza, salud, arte, tecnología, decoración, piezas de auto e industriales, enseres electro-domésticos y hasta ingredientes de cocina gourmet, entre otros.

Además de su capacidad de ventas, Amazon cuenta con variedad de servicios para facilitar un menor costo al consumidor incluyendo envío rápido y/o gratis a través de la suscripción a Prime, la cual también ofrece un canal de Internet, videos y música gratis o a precios competitivos

Otros productos de Amazon que toman cada vez más auge son los de soluciones tecnológicas como la de Alexa, un servicio inteligente de voz que responde preguntas, te sintoniza con música y juegos o te facilita la vida con servicios útiles como comprar, ordenar comida, solicitar el servicio de Uber o cubrir necesidades que requieren inmediatez.

En todo caso, Amazon diseña tecnología para conexiones directas con sus propios productos y servicios, pero siempre compatibles con equipos de otros suplidores de modo que siempre hay forma de acceder a ellos, muchas veces a través de una aplicación.

A través del Echo Dot se puede acceder al servicio inteligente de voz de Alexa de Amazon. Foto: CCO Creativei Commons.

La hábil logística y la rapidez con que trabajan sus servicios han hecho de Amazon un ganador que se encuentra entre las primeras compañías americanas. Su principal clientela es de los Estados Unidos donde hay compras que entregan hasta en una hora. En cuanto a al servicio en Puerto Rico, en aquellos casos en que la mercancía no puede ser enviada a la Isla, esto se especifica en el momento en que se selecciona el producto. En ocasiones, clientes locales con suscripciones Prime, en que el envío es gratis, solicitan que su mercancía sea enviada a un contacto con dirección en los Estados Unidos continentales para que les sea luego enviada a Puerto Rico. De esta forma pueden conseguir mercancía que no está disponible para la venta en la Isla y, aún con el envío desde su contacto en los Estados Unidos, puede salir más económico que comprándola directamente a otro suplidor en el exterior.

Nuestra recomendación es que antes de hacer compras por Internet, exploremos la posibilidad de apoyar al comerciante local porque de esta forma ayudamos a sacar adelante la economía del país. Por lo menos, en tiempos recientes, aunque algunos de nuestros bolsillos se hayan sorprendido, en lo que se refiere a compras por Internet se está protegiendo la economía local a través de la imposición del IVU que antes no se cobraba. En lo que estamos en desacuerdo es que haya empresas americanas que adicional a ello impongan otros “surcharges”, solo porque no estamos en los Estados Unidos continentales.

En el caso de enseres grandes, muebles  y/o electrónicos mas costosos, las circunstancias actuales han provocado que haya muy poco inventario. En algunos casos provocados por la situación del fabricante y en otros, por evitar  tener que pagar impuesto por un inventario que no necesariamente se venderá con inmediatez.  Algunas tiendas o distribuidores te ofrecen que lo ordenes, pero otras prefieren decirte que estés pendiente pues no quieren hacer promesas en torno al término de tiempo en que se recibirá.

Eventos como los que estamos viviendo cambian la historia y la forma en que nos comportamos. Se dan casos en que las personas deciden vivir cada día como si fuera el último y gastan lo más que pueden en satisfacer un deseo inmediato, tal cual hicieron algunocs con las ayudas del gobierno. En otros casos, y, de repente es la mayoría, por necesidad o por elección, la decisión es vivir una vida mas frugal, aprendiendo a disfrutar de pequeñas cosas que no se pueden ordenar por la Internet, pero mucho tienen que ver con vivir en paz.


Comments are closed.

Back to Top ↑
Segura Viudas EST BOT