val de oca turis top
...turísticos

Recorrido Hacienda Lealtad, el comienzo…

Por: Ivelisse Agostini

Nada compara con vivir experiencias placenteras en nuestra propia tierra. Así fue la nuestra cuando visitamos Hacienda Lealtad, en Lares, hasta donde llegamos temprano, desde San Juan, en un recorrido cómodo que duró sólo un poco más de una hora. Les cuento que fuimos con el propósito de disfrutar del “brunch” que sirven en el Café Bistro Hacienda Lealtad, ubicado en los predios de la Hacienda, pero por mejor que trate de explicar y resumir, se hace necesario dedicar más de un reportaje, por lo que empezaremos con algo de la historia de Hacienda Lealtad y lo que fue la experiencia gastronómica. Y, es que hay mucho que contar sobre todo lo que se puede ver y disfrutar allí, y este es el comienzo…

Sr. Edwin Soto, propietario de Hacienda Lealtad nos explica el simbolismo del escudo. Foto: placerespr.com

Nos reunimos en el Café Bistro Hacienda Lealtad, con el propietario de la Hacienda, don Edwin Soto, con quien comenzamos, en principio, un recorrido por la historia del extraordinario lugar.  Oriundo del Barrio Pezuela de Lares, Edwin nos cuenta que su abuelo y su padre trabajaron toda la vida el café y que él se crió junto a otros 10 hermanos en este entorno. De hecho, nos dice que su papá trabajó un tiempo en Hacienda Lealtad, lugar “por donde corría siendo un niño”.  Con el tiempo, aprendió todo sobre el proceso para producir el buen café que es posible obtener de nuestro suelo. “Hacienda Lealtad data del siglo 19, época en que florecia la agricultura y particularmente el cultivo de café y fue propiedad de varias familias que la trabajaron con éxito, durante el dominio español y después del mismo”. Como dato curioso, el nombre de Lealtad surgió cuando, posterior al resultado de la Guerra Hispanoamericana, el gobierno de los Estados Unidos exigiera que en Puerto Rico se jurara la bandera americana. Los propietarios de entonces, junto a más de 200 puertorriqueños se negaron a hacerlo y decidieron ser “leales” a la corona española y solicitaron retener esta ciudadanía. De otra parte, se conoce que Hacienda Lealtad tuvo algún protagonismo en el Grito de Lares porque desde alli se organizaron para el evento histórico.

Hacienda Lealtad o “La Lealtad” fue adquirida por su actual propietario en el 2007 con la idea de restaurarla para convertirla en una casa de campo, pero los recuerdos personales y el valor histórico de todo lo que fueron encontrando, motivó a la familia a desarrollarlo como un museo-parador para el disfrute del pais y de sus visitantes. Desafortunadamente, al poco tiempo de abrir al público, pasó el huracán María y como nos dice Edwin “destrozó todo el lugar, incluyendo los cultivos, al punto de que mi decisión era cerrarla”. Sin embargo, sus empleados no pensaron igual y tuvieron tal iniciativa en volver a renovar todo, que Edwin no tuvo alternativa y siguió adelante con el proyecto que esta vez le tomó tres años renovar y hoy está disponible para ser visitado a través de recorridos que requieren reservación. Sobre la majestuosa propiedad enclavada entre más de 190 cuerdas y los recorridos, hablaremos en un segundo reportaje.

Juan Vélez y Yahaira Guzmán tienen a su cargo la operación del Café Bistro Hacienda Lealtad. Foto: placerespr.com

El Café Bistro Hacienda Lealtad, es operado por el matrimonio que conforman Juan Vélez y Yahaira Guzmán y tengo que comentar que la experiencia fue excelente. Al llegar nos encontramos con un salón, en cuyo espacio se recrea la misma ambientación de la Hacienda, con muebles antiguos y detalles que te transportan a la época de su fundación y al ambiente del cafetal. La terraza, con el mismo mobiliario de calidad goza de muy buenas vistas. En torno a la propuesta gastronómica del lugar, el exquisito café es protagonista del restaurante, con Lealtad Supremo, para cuyo “colado” utilizan una espectacular máquina EleKtra. No tengo reservas para decir que es uno de los mejores cafés que hemos tenido el placer de degustar. Del menú del “brunch” disfrutamos la Tortilla con tostadas, a la que puede añadirse jamón, queso, vegetales y hasta churrasco y el Revoltillo de Huevos con tostadas que igualmente puede incluir varios ingredientes.  Además, las Tostadas Francesas son espectaculares y tienen disponibles otras alternativas, para complacer a todos los gustos. Llama la atención la hermosa presentación de los platos, sus excelentes porciones y  precios bien razonables. Asimismo, al ver el menú completo algunos optaron por pedir otros platos de almuerzo, como el Mofongo Relleno (en este caso con Churrasco, pero se sirve con otras proteinas y una selección de salsas), Chillo Frito y Filete de Dorado. Como acompañantes escogimos ensalada, sorullitos de maiz –de los dulzones; arroz mamposteao y arroz blanco con habichuelas, todo igualmente sabroso y haciendo honor a la frescura y al sabor de los buenos ingredientes, muchos locales, con que elaboran cada plato. Otros aperitivos que se distinguen en el menú son versiones “mini” de alcapurrias y empanadillas; palitos de pescado; queso frito con guayaba y alitas, entre otros, incluyendo algunos surtidos. Como platos fuertes sirven, entre otros, Chuletas Kan-Kan, Pechuga de Pollo a la Plancha y varios cortes de carne como Ribeye, T-Bone, Churrasco y Chuleton de Ternera. Como alternativas de pescado y mariscos, tienen Dorado, Chillo, Filete de Salmón y Camarones. El menú de acompañantes propone todo lo que nos gusta incluyendo tostones de pana, arañitas, majado de viandas y mamposteao, entre otros. Además, ofrecen un menú especial para niños.

Especial mención merece la variedad de pastelería que sirven, alguna de la cual se elabora en la misma cocina, adicional a la que reciben fresca de suplidores locales. Hablamos de alternativas que pueden ser parte del desayuno o el dulce final del almuerzo. Les aseguro que la selección es capaz de hacer feliz a todo comensal que hasta allí llegue. De igual forma, ofrecen jugos, bebidas de fruta y variedad de refrescos. Y, para el que quiere acompañar su plato con algún buen vino o licor, la oferta es muy buena, con una selección de calidad.

Al final, confío que se animen a llegar hasta Café Bistro Hacienda Lealtad en Lares, un destino muy agradable, con una atmósfera tranquila, ambientado con un sinnúmero de detalles que hablan del maravilloso fruto de la tierra. Allí podrá escoger entre sentarse en el salón con aire acondicionado o en la terraza, desde donde puede disfrutar la vista de nuestro campo y el aire de nuestra tierra.  Posiblemente nos encontremos, porque nosotros, volveremos.

El Café Bistro está ubicado en la PR – 128, Km. 55.5, en Lares. Para más información puede llamar al (787) 897-8181.

NOTA: Les invitamos a nuestro recorrido por la Hacienda Lealtad que publicaremos en nuestra próxima edición.


Comments are closed.

Back to Top ↑
bodega bottom banner TURIS