STBS NAVIDAD 19 HUM TOP
...humanitarios

Alegría y Esperanza en “Congreso Valora Tu Vida”

Por: Ivelisse Agostini

En días recientes, el Ministerio Valora Tu Vida convocó a su evento anual en el Teatro Braulio Castillo de Bayamón. En lo que entendemos fue un récord de asistencia, un nutrido grupo de invitados que asistieron de forma gratuita, se reunieron para escuchar palabras de sabiduría, aliento y esperanza para recordar la presencia de Dios en sus vidas.

En esta ocasión, los extraordinarios oradores incluyeron al Pastor y cantante Marcos Yaroide, a la Dra. Yina Díaz y a la motivadora Moraima Oyola. Además, el público disfrutó de la simpática animación del motivador y comediante Amaury Oyola y de las intervenciones musicales del Pastor Reynaldo Santiago, de la cantante Doreen Zayas y del multifacético productor David Méndez, quienes cantaron alabanzas muy alegres que mantuvieron el avivamiento durante el evento. A continuación resumimos los puntos relevantes presentados por cada uno de los oradores:

Pastor Marcos Yaroide

El Pastor Marcos Yaroide animó al publico a asumir una postura de alegría, aun ante la tristeza. Foto: placerespr.com

El Pastor Marcos Yaroide estuvo de visita en la isla, desde su natal Santo Domingo,  para asistir al Congreso de este ministerio que conoce desde hace muchos años. Comenzó anticipando que iba a hablar de la depresión y cómo ésta debe ser manejada desde una perspectiva cristiana positiva. Consciente de que la depresión es una condición de salud mental, recordó que “no es lo mismo ser que estar”, o sea, que no es lo mismo ser depresivo que estar deprimido o lo que es mejor, que hay que entender que esta condición no puede determinar tu vida, porque como dice la Biblia: “Como crea y declare será hecho”.  Citó el Salmo 40, 1-2: “Esperaba, esperaba al Señor, él se inclinó hacia mí y escuchó mi clamor”. Y, es que según él, tenemos que enfocarnos con Fe en que son situaciones que no son eternas, que igual que llegan se van, que debemos entender que no son parte nuestra. Que podemos estar atribulados, pero sentir confianza, no desperar. En torno a ello, explicó cuán importante es que los cristianos no esforcemos por estar siempre gozosos, sonreir, cambiar el luto por un traje de fiesta, no victimizarnos; y citó Filipenses 4: “Alegraos en el Señor siempre; lo repito: alegraos.” De hecho, recordó que cuando no combatimos la tristeza, estamos mas vulnerables a los ataques del enemigo que disfruta vernos en ese proceso. Por el contrario, cuando nos enfrentamos con la fuerza de la Fe, el enemigo sale corriendo. Nos recordó que Dios está con nosotros en todo momento, aun en el dolor, que la alegría es más importante ante la prueba y que esos son los momentos en que no debemos “decir” sino “expresar y demostrar” nuestra Fe. Al final, citó Éxodo, 14-14: Jehová peleará por vosotros, y vosotros estaréis tranquilos”, como una muestra de las promesas de Dios ante cualquier situación de dolor.

Dra. Yina Diaz

La Dra. Yina Diaz, quien es Psicóloga Clínica, Hipnoterapista Cristiana y Presidente del Instituto de Psicoespiritualidad Aplicada, llevó consigo una maleta con diferentes elementos que simbolizaban situaciones de transformación en su vida que quería compartir con el público:

La Dra. Yina Diaz hizo una extraordinaria presentación sobre cómo debemos transformar nuestra vida. Foto: placerespr.com

Piedras (grande y pequeña): La doctora presentó una enorme piedra como símbolo de las dificultades que pasamos, pero que al mismo tiempo representan luego una ayuda para enfrentarnos a nuevas situaciones, para defendernos. Recordó que debemos reconocer y descansar en nuestras fuerzas, pero saber diferenciar entre emociones y lo que es la realidad, la verdad. Puso como ejemplo para determinar como manejarnos al “pedernal”, utilizada para lograr fuego por que mediante su fricción con otra piedra, “echa chispa”, algo que debemos medir.

Espejo: Tan pronto sacó de la maleta el espejo, recordó que ante el dolor y las dificultades de la vida lo primero que hacemos es preguntamos ¿Por qué me pasa esto a mi? y reclamamos que la vida es injusta. Nos dijo que en una situación semejante tomó un espejo y se miró de forma diferente, como la persona que ha logrado superar un sinfín de obstáculos y salir victoriosa y entonces ya no se veía como una víctima. Reflexionó que esa es la imagen de fuerza que Cristo ve en ti y que debemos pararnos frente al espejo y ver esa misma imagen de victoria.

Curitas: La doctora en psicología clínica recalcó que no debemos minimizar, ni negar que estamos pasando por situaciones difíciles o que sufrimos condiciones de salud mental porque estas ocasionan dolor y hay que trabajar con ellas. Mostró las curitas como un símbolo de algo que ayuda temporeramente, pero no sana. Nos dijo que destapemos las curitas y busquemos la ayuda que nos dé la fortaleza y la sanación.  Puso como ejemplo que por circunstancias de vida, por años cargó un problema de reconocimiento personal que la mantenía estresada y trabajando sin descanso, buscando la aprobación de las personas, hasta un buen día en que le llegó la palabra de Dios recordándole su amor incondicional y entendió que era necesario cambiar su vida.  Destacó que tenemos que buscar vivir en paz, recordando la promesa de Dios de que Él está presente, aun en medio nuestras tormentas.

Agenda:  La agenda se mostró como un símbolo de que llenamos nuestra vida de compromisos con todo y con todos, menos con nosotros mismos. Nos invitó a que mirásemos nuestras agendas y viéramos cuánto tiempo nos los dedicábamos a nosotros mismos y recordó a Steve Jobs cuando dijo: “Aprendí a vivir cuando supe que iba a morir”. Destacó todos los beneficios de comenzar a separar espacios para nosotros en nuestra agenda y a reconciliarnos con nuestra salud, desde toda perspectiva.

Reloj: Su primer comentario fue que uno de nuestros problemas es que pensamos que Dios debe hacer las cosas como nos gusta a nosotros y en nuestro tiempo. Expresó que, por el contrario, somos nosotros los que tenemos que alinearnos con los tiempos de Dios y unirnos a su visión y sueño sobre nosotros. Recordó que no podemos sentarnos de brazos cruzados esperando por la obra de Dios, sino actuar de acuerdo a como Él lo querría y veremos como Él se hace presente y nos ayuda.

Al final, nos dio varias asignaciones como que cuando sintamos que se apodera de nosotros la preocupación y la tristeza, la rechacemos para que no tome control de nuestra vida y que tomemos agua, visualizando que cada onza que ingerimos es una onza de alegría que llega a nuestra vida.

Moraima Oyola:

Moraima Oyola invitó a su hermano Amaury, tambien animador del evento, a que cantase su canción favorita de alabanza. Foto: placerespr.com

Por los pasados años, esta increíble mujer que muchos conocen por su gran aportación en torno a la ayuda que ofrece a victimas de maltrato y a ex confinados, ha sido quien ha cerrado esta actividad. En esta edición, su intervención fue dedicada a recordarnos que “Nadie Puede Quitarte Tu Brillo”. Comenzó con narrar la historia de una sobreviviente del genocidio de Rwanda a quien conoció en un evento. La joven pudo salvarse porque la dieron por muerta, tras haber sido herida, pero no de muerte por alguien que quiso ayudarla, y pusieron sobre ella un sinnúmero de cadáveres para ocultarla hasta que se quedó sola en el lugar y pudo “arrastrarse” y escapar. Su muerte había sido ordenada por su propio padre a quien visitó en la cárcel luego para expresarle su perdón.

Moraima reflexionó sobre momentos en que uno se “arrastra” de dolor, pero que es importante que nos levantemos, que quienes no desean que brillemos están deseando que no nos levantemos. Que Dios cambia el dolor con valor y que no podemos vivir deprimidos, haciendo expresiones negativas, tan real como que debemos preguntarnos que si lo que hablamos fuera comida, ¿nos lo comeríamos? Destacó que hay que sufrir con dignidad, que aunque a veces la lucha parezca más fuerte que nosotros, en los momentos duros es cuando más debemos creerle a Dios. Que habrá momentos en que creamos no poder alcanzar una meta porque ya no nos dan las fuerzas, pero que siempre aparece quien se detenga y te dé la mano para seguir adelante, porque Dios te carga si es necesario. Recordó que la gente pide a Dios y espera que Él obre para celebrar, pero que debemos pedir y celebrar aunque no hayamos visto su obra todavía y que en ocasiones, son nuestros enemigos los primeros que ven como Dios te está ayudando y por eso quieren restarte brillo. De ahí, que la actitud del cristiano debe ser siempre sentirse victorioso y entender que mientras más alto subas en la montaña, menos gente habrá contigo, por lo cual no debemos esperar de los demás, sino más bien de nosotros mismos.  Por eso, debemos desarrollar capacidad de resistencia, porque no somos lo que nos ha tocado vivir, sino lo que nos merecemos, porque de nada sirve ser león si no estamos dispuestos a rugir.

Moraima invitó al público a encender la luz de sus celulares como parte del cierre del evento. Suministrada.

Moraima terminó con una de sus maravillosas metáforas comentando que desde el suelo, cuando caemos, todo se ve más grande, pero desde “las alturas”, todo es más pequeño. Nos puso como ejemplo que las águilas no le temen a las serpientes porque las ven muy pequeñas desde las alturas. Por eso, las capturan y las llevan a las alturas, donde no pueden moverse y allí las dominan.

El maravilloso Congreso cerró con dos canciones, una solicitada por Moraima Oyola en torno a nuestra Fe, con la cual invitó al público a prender la luz del “flashlight” de sus celulares logrando un momento muy emotivo y, como despedida, David  Mendez y el público cantó “Color Esperanza”.

David Méndez y los miembros del Ministerio Valora Tu Vida, cantaron y bailaron la canción Color Esperanza de Diego Torres. Foto: placerespr.com

Felicitamos al Ministerio Valora Tu Vida, a los organizadores y voluntarios del evento y a sus conferenciantes, por lograr que nuevamente el público respondiera a su llamado y por el regalo de esperanza y Fe que derramaron entre todos los presentes.


Comments are closed.

Back to Top ↑