Mitsu Phev Hum Top
...humanitarios

9no. Congreso Valora Tu Vida

Por: Ivelisse Agostini

Con el mismo entusiasmo de cada año y con deseos de recargarnos de energía espiritual asistimos, junto a un nutrido grupo de personas, al 9no. Congreso Valora Tu Vida, que bajo el lema “No Sueltes Tu Valor”, fue celebrado recientemente en el Teatro Braulio Castillo, de Bayamón.

El extraordinario evento anual de este Ministerio, cuya meta es ayudar a quienes necesitan, tanto social como espiritualmente, siempre reúne a distinguidos oradores que ofrecen charlas motivacionales que sirven de reflexión desde una perspectiva cristo-céntrica.

Nydia Ramos, presidenta de Valora Tu Vida, dio la bienvenida a los asistentes. Foto: placerespr.com

Tras la bienvenida por parte de Nydia Ramos, presidenta del Ministerio y de Luisa de Los Ríos, vicepresidenta, fue presentada la primera charla.

La Bendición de Soltar

El joven Khristopher Marrero nos presentó, cual paradoja, que nos pasamos aferrándonos a situaciones de sufrimiento que tienen que ver con pérdidas, incluyendo aquellas relacionadas con personas que se han ido de nuestras vidas. Ante esa realidad, es necesario recobrar nuestro valor soltando esa carga y liberándonos de ese dolor. Citando varios pasajes bíblicos, el también miembro de la directiva del Ministerio, nos recordó que “hay un momento para todo” y que en lugar de querer tener el control más allá de nuestras posibilidades, debemos soltar estas situaciones y ponerlas en las manos de Dios, porque Él tiene grandes planes para nuestras vidas. Lo sabio, explicó, es controlarse, no pretender controlar, y esperar con Fe que Dios obre, “porque hay un tiempo para todo”.

Kristopher Marrero ofreció una charla muy enriquecedora. Foto: placerespr.com

Como explicación al afán de control que tiene el ser humano, Khristopher nos llevó al tiempo de la Creación cuando Dios otorgó al hombre dominio sobre todo lo creado, un privilegio que se rompe con el pecado. Para restablecer la relación entre el hombre y Dios, es enviado su hijo, Jesucristo. Lamentablemente, el deseo de poder y dominio del hombre fuera de lo establecido por Dios, sigue provocando situaciones contrarias a la voluntad de Dios como son las injusticias, la pobreza y la guerra, entre otros males. A través de Jesús es posible entender que Dios es quien tiene el control y que el dominio solo funciona bajo el orden de Dios. “Por eso, decir Dios tiene el control, eso es dominio”, explicó Kristopher. “Cuando por Fe reconoces eso, aunque te caigas, podrás ver que Dios te levanta y si has caído en algo profundo, Dios te sacará”, añadió.

Como punto de partida para avanzar en este proceso de aprender a soltar tenemos que considerar tres áreas que nos permitirán valorar y manejar mejor toda nuestra vida: el pasado, el presente y el futuro.

Pasado – Es un tiempo ya vivido, que no puedes cambiar y sobre el que no tienes control porque ya pasó. Por eso, no tiene sentido buscar explicaciones ni culpas que pueden llevarte a una depresión. Sin embargo, tienes que hacerte responsable de sanar el dolor que te pueda haber provocado alguna situación pasada.

Futuro – Aquellos que piensan mucho en el futuro terminan desarrollando ansiedad y un sinfín de miedos, inseguridades y hasta malestares físicos.

Presente– El presente es el momento de soltar las cargas que el tiempo ha hecho más pesadas y trabajar con optimismo y agradecimiento, dedicando tiempo para la oración, el sacrificio y las buenas obras. Es el tiempo de entender que todo en las manos de Dios va a ser mejor y que los problemas no cambian mientras los “aguantas”, sino que cambia la persona, porque mientras más tiempo pasa, más difícil se hace aguantar la carga.

En cualquier caso, solo podemos trabajar nuestro presente con Fe, confiando en Dios y evitando que la negatividad nos arrope.

El pastor José Peguero Santaso interpretó varias de sus famosas canciones de alabanza. Foto: placerespr.com

Como ejemplo del impacto que tiene en nuestra vida hacia dónde orientamos nuestros pensamientos e intenciones, Kristopher mencionó detalles sobre un estudio realizado por Masaru Emoto con moléculas de agua. A través de éste, se pudo observar que las moléculas de agua se impactan positivamente con la oración, los sonidos agradables y otras intenciones positivas como el agradecimiento y las expresiones de amor, entre otras.  Sin embargo, ante los sonidos fuertes, expresiones de coraje e intenciones negativas, las moléculas de agua cambian negativamente hasta el deterioro. Ante el hecho de que el cuerpo humano esté compuesto de agua (o sea de infinidad de moléculas de agua) en tanto como un 70%, el efecto de hacia dónde van dirigidos nuestras actitudes, pensamientos, intenciones y oraciones, va a ocasionar bienestar o malestar en mente, cuerpo y espíritu. Conocer y practicar aquello que es positivo, va a mejorar nuestro presente y, por tanto, nuestro futuro porque va a aliviar el peso que conlleva lo contrario. Mejor aún, cuando le entregamos nuestra vida y sus problemas a Dios, Él nos demuestra que esa carga se siente más ligera y nos sorprende con las soluciones. Como ejemplo de lo que sucede cuando no contamos con Dios, Kristopher utilizó una botella que estuvo sosteniendo por un buen rato, hasta que no pudo más. La botella, estaba igual y no aumentó de peso, pero se sintió más pesada, hasta ocasionar tanto dolor, que no pudo continuar aguantándola. Así mismo pasa con los problemas, no importa cuánto te preocupes, estos no cambian y cada vez te afectan más. Por lo tanto, tenemos que aprender a soltar todas nuestras cargas, a confiar en Dios, que siempre nos escucha, y que es misericordioso y fiel.

Perdonarte para sanar

La emotiva presentación de Luisa de los Ríos y Paola Del Valle recreó la rebeldía y dramatizó los riesgos y malas experiencias de quien en su juventud cree saberlo todo, pero en realidad es ingenuo. Luisa expresó que ella se identificaba con la joven de la historia porque cometió muchos errores que afectaron su vida. Destacó que cada uno de nosotros arrastra un bagaje por el cual se siente culpable y mirando hacia atrás, quisiera poder haber hecho muchas cosas diferentes a como las hizo entonces. A través de su conversión, que llegó en el tiempo perfecto, Luisa reconoció el infinito amor de Dios que siempre estuvo con ella y que todo lo perdona. Asimismo, aprendió que “el enemigo” te tortura con hacerte sentir culpable, pero perdonarte a ti mismo y pedirle perdón a Dios, te devuelve la paz y te reconcilia con Él. Aprendió, además, que tienes que hacer oídos sordos a las críticas destructivas porque, por encima de la vergüenza, está el perdón de Dios. “Viví en las tinieblas, pero ahora vivo en la luz porque Dios me redimió. No podemos darle placer al enemigo con la culpa, por eso cuando recordemos un error, en lugar de torturarnos, lo que necesitamos es pedir perdón o recordar que ya Dios te perdonó y decirle a Dios que siempre quieres estar con Él”.

Luisa de los Ríos, junto a la joven Paola Del Valle, dramatizaron la importancia de perdonarte y evitar que la culpabilidad te aleje de Dios. Foto: placerespr.com

Como cada año, la actividad incluyó presentaciones artísticas, en esta ocasión con el pastor José Peguero Santaso, quien puso a cantar a toda la audiencia que conocía sus canciones; la de Noah y la del multifacético David Méndez, quien tuvo a su cargo la producción del evento. De igual forma, el sorteo de regalos fue divertido, espléndido y del agrado de los presentes. Además, Nydia Ramos hizo un recorrido por todas las actividades de ayuda social en las que invirtieron su tiempo y esfuerzo y compartió el éxito de la primera gran actividad del Ministerio en Orlando.

Emotivas situaciones no faltaron durante el evento, pero destacaron el reconocimiento a los pastores Yina Diaz e Iván Sariego por su apoyo al Ministerio, así como la decisión de aceptar a Dios en su corazón de varias personas, en particular de alguien muy apreciado por los organizadores.

El gran final volvió a estar en las fabulosas manos de Moraima Oyola, que esta vez se enfocó en que nos aseguremos de que no nos etiqueten.

Quítame las Etiquetas

Moraima comenzó recordándonos que, a través de la vida, todos pasamos por experiencias que nos cambian la vida, pero eso no significa que debemos permitir que nos pongan etiquetas. Por eso ofreció excelentes ejemplos de personas que han sido víctimas de situaciones que podrían impedirles llevar una vida normal o alcanzar sus sueños. La gente que les pone etiquetas piensa que no podrán, pero todo es posible para el que pone su confianza en el Señor y nunca dejan de dar frutos. El mundo trata de “enterrarlos”, pero no es lo mismo estar “enterrado” que, plantado, porque lo plantado, aunque le echen mucha ‘tierra’, dará frutos.

Moraima Oyola cerró el Congreso con una magistral charla llena de inspiración y motivación. Foto: placerespr.com

Entre un sinfín de sabias palabras, Moraima quiso destacar que, aunque muchos nos juzguen por lo externo, lo importante es cultivar la belleza interior y mantener la Fe para estar fuertes y quedar “intactas”, pase lo que pase. Asimismo, recordó el valor de la mujer en diferentes episodios bíblicos como haber sido las que encontraron el sepulcro vacío tras la resurrección de Jesucristo y las primeras a quienes se les presentó en el camino.

Moraima también resaltó entre los valores de la mujer de Fe, su capacidad para mantenerse de pie y para combatir el enojo, reconociendo que no es bueno, que nos “mete en problemas” y nos aleja de Dios. Contrario al hombre, la mujer, no se deja controlar por el coraje y “regresa al lugar donde comenzó”, no para cambiar lo pasado, sino para proponerse cambiar el final y cerrar el capítulo en Gloria y con éxito. La mujer de Fe, no se deja poner etiquetas y si se las ponen, ella las quita.

“Para lograr mantenerse en pie, la mujer necesita el valor que se logra perfeccionando la Fe. Cada proceso de vida debe pasarlo acompañada, no en silencio, sino hablando con Dios, dedicando tiempo con Él, orando y alabándolo, compartiendo cada paso con Él. Incluso hay veces que para lograr los milagros hay que “pelearlos”, porque el Padre siempre está obrando, aunque no lo puedas ver y, porque “Dios no tiene hijos preferidos”, expresó Moraima.

Asimismo, recomendó escoger acompañarse de personas “que sean sueños, no pesadillas”; que te den y no te quiten; que sean medicina y no veneno y que sean compasivas cuando tengan que decirte algo.

“Recuerda que Dios es bueno y que cada problema es una oportunidad para recuperar tu valor, porque eres más que la opinión de los demás. Dios quiere darte tu propia historia y que salgas adelante. Por eso es importante que vacíes tu mente y llenes tu corazón… porque su gloria siempre estará para darnos nuevas fuerzas…”.

Un cierre lleno de emoción, con todos los miembros del Ministerio entonando una animada canción, sirvió como despedida para el nutrido grupo de personas que regresaron a sus hogares, llenos de esperanza, paz y alegría.

En portada: David Méndez, derecha, interpretó el tema con el cual se cerró la actividad mientras el equipo y los oradores del Ministerio Valora Tu Vida que estaban presente, unidos al nutrido grupo de asistentes, se unían a coro con verdadero entusiasmo y alegría.


Comments are closed.

Back to Top ↑
BODEGA HUM BOT