...humanitarios

Dios te poda para dar frutos

Por: Ivelisse Agostini

El título que inspira este reportaje surge de expresiones de nuestro párroco cuando hacia un análisis de todo lo que el mundo lleva pasando durante el último año y medio. Y, es que, a todos, de alguna manera u otra, nos ha afectado la situación de la pandemia. Sea porque ha perdido un familiar por el COVID-19, porque lo ha padecido y le ha dejado secuelas; porque ha perdido su negocio/empleo o se han reducido sus ingresos; porque el confinamiento le ha provocado situaciones complicadas que no puede manejar, incluyendo de salud mental y otras tantas. Si lo miramos de forma exponencial, no ha habido discrimen con el dolor, hasta las grandes potencias y las instituciones más fuertes están padeciendo de situaciones complicadas.

Para que el manzano (foto de portada) dé frutos, necesita que sus ramas se poden. Luego surgen los retoños, de donde surge la flor y luego la fruta. Fotos: Suministradas.

Desde la premisa anterior, preguntarse sobre el porqué nos suceden algunas cosas resulta inevitable. Esta pregunta puede tener muchas y variadas respuestas, pero el hecho es que no podemos detenernos o profundizar en algo cuya contestación difícilmente nos va a satisfacer; solo el tiempo dará las respuestas. Ante ese hecho, no podemos sentarnos a esperar, por el contrario, tenemos que seguir hacia adelante y luchar. Para lograrlo hay que tener Fe y de ahí que tenga sentido nuestro título.

Cuando hablamos de las plantas, hay que ver como el proceso de podarlas, requiere que se haga en el momento y la forma correctas; fallar puede provocar que luego no dé flores o frutos. Las expresiones del sacerdote establecían una similitud entre las plantas y el hombre, con el propósito de enseñarnos a visualizar que “podarnos”, lo cual conlleva despojarnos de algunas cosas o pasar por algún tipo de sufrimiento, realmente puede tener como propósito, que luego echemos flores y frutos, o sea, logremos ser mejores personas y alcanzar nuestras metas. Lo anterior puede resultar incomprensible, pero basta con que eches una mirada a situaciones difíciles de tu pasado, para que veas como las manejaste y que si de forma positiva, eventualmente saliste fortalecido(a).

Para que demos fruto, tiene que haber amor propio, disciplina, fortaleza, esperanza y Fe. Ante la situación de quebranto, es posible que te sientas sumido en la tristeza, en el coraje o la inercia, de modo que sal a buscar consejo de quien pueda ayudarte emocionalmente, porque si no, de nada habrá servido “la poda”.  Todos, estamos pasando por momentos de incertidumbre, pero son los que tienen Fe los que saben que esto pasará y que, sin saber lo que luego vendrá, estaremos fuertes para enfrentarlo y continuar dando frutos. Life is a matter of attitude”, dicen los de habla inglesa. Yo añado, “todo es más fácil y posible, cuando creemos”.


Comments are closed.

Back to Top ↑