Goya adob harinas soc top
...humanitarios

La Luz del Ciego

Por: Ivelisse Agostini

En más de una ocasión he escrito inspirada en experiencias enriquecedoras que deseo compartir para que otros se beneficien de las mismas, particularmente si tienen que ver sobre buenos propósitos en la vida cotidiana.

Ese es el caso de un pequeño paréntesis que hiciera el sacerdote en la misa de este pasado domingo (he hablado antes de algunas homilías ofrecidas por el Padre Orlando, de la Parroquia San Lucas Evangelista), cuando nos mostró el siguiente video (disponible en YouTube):

La intención del sacerdote era abundar sobre cómo cada uno de nosotros puede hacer la diferencia cuando ilumina el camino de los demás.  Y, es que, el video muestra como ante el hecho de que un ciego lleve una lámpara que aparentemente le es inútil porque él no puede ver la luz, le contesta al que le increpa:

“Yo conozco la oscuridad de las calles de memoria, no llevo la lámpara para ver mi camino, sino para que no tropiecen conmigo, y para que otros encuentren su camino cuando me vean a mi”.

En otras palabras:

-El “ciego” conoce la oscuridad de memoria, pero aún en su ceguera puede y quiere ofrecer “luz” para que otros no tropiecen.

-El “ciego” pretende lograr que otros encuentren su camino cuando lo vean a él.

Es posible inferir, además, que en ocasiones subestimamos la capacidad que tenemos de ser “luz” para otros, porque nos sentimos limitados por haber recorrido caminos pedregosos o por haber vivido experiencias que pueden aparentar oscuridad. Sin embargo, cuando logramos salir adelante y conocer “la verdadera luz”, podemos dar el mejor testimonio para que otros escojan el camino correcto y eviten tropiezos.

Mucha sabiduría “entrelíneas” en apenas una oración por parte del ciego, que al final arroja mucha luz para todos.

 


Comments are closed.

Back to Top ↑